Los padres de la escuela pública piden que la Religión salga del horario lectivo

La Asociación de Padres de Alumnos de la Escuela Pública Vasca (Ehige) ha lanzado una campaña, en el ecuador del periodo de matriculación, con el objetivo de que la Religión salga del horario lectivo obligatorio y común y ese tiempo se dedique al resto de las materias curriculares básicas. En la actualidad la Religión es una materia de obligada oferta por los colegios y voluntaria para los alumnos. Los estudiantes que no eligen esta asignatura cursan Actividad Educativa o Alternativa, que diseña el centro. En Primaria se dedican 1,5 horas semanales y, en Secundaria, 1 ó 2, dependiendo del curso, a estas materias.
Los padres agrupados en Ehige difundieron ayer un comunicado, bajo el epígrafe 'Por una escuela laica', en el que exigen que «de inmediato» se quiten de los impresos de matrícula la opción de elegir o no la Religión por no ser constitucional ya que, a su juicio, «es una declaración pública de nuestras creencias». También piden que se permita renunciar a la opción de Religión en cualquier momento del curso escolar y que no se impartan más horas de esa asignatura que las mínimas exigidas a nivel estatal en la ESO. También plantean a los padres que si ningún alumno del aula elige la Religión se dispondrá de más horas para reforzar otras materias.
En el comunicado, las asociaciones de padres recuerdan que en la Comunidad Autónoma Vasca sólo el 33,2% de los escolares de Primaria y el 21,2% de los de Secundaria de la enseñanza pública ha optado por la materia confesional. «La gran mayoría de las familias de la escuela pública han elegido no matricular a sus hijos en Religión, pero se han visto obligadas a cursar una asignatura -Actividad Educativa o Alternativa- que no han elegido», critican los padres.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...