Los padres de alumnos de un colegio público de Cartagena fuerzan al director a montar un belén

El responsable del centro, ubicado en Santa Ana, se negó en un principio por respeto a las creencias religiosas de un grupo de estudiantes magrebíes

La localidad de Santa Ana, en Cartagena, vivió ayer horas de convulsión. La decisión de la dirección del colegio público Luis Calandre de no colocar el tradicional belén navideño provocó una movilización de los padres y madres de los alumnos del centro, que terminó con la convocatoria de un consejo escolar extraordinario y un cambio radical. El colegio Luis Calandre tendrá por fin su belén.

Fuentes de la Asociación de Padres de Alumnos (APA) del centro explicaron que todo comenzó con una decisión del director y del profesorado, en el sentido de que este año no se iba a colocar el tradicional belén navideño por respeto a los estudiantes que tienen otras creencias religiosas y, en concreto, a un grupo de alumnos musulmanes. Dichas fuentes aseguraron que, de los aproximadamente 150 estudiantes que tiene el colegio, en torno a una veintena son de origen magrebí.

El anuncio de la dirección del colegio corrió como la pólvora entre los padres y consiguió crear un estado de opinión contrario a la decisión del centro. Este diario intentó hablar con el director, Pedro Pérez, del colegio para conocer las razones de la decisión, pero éste no quiso dar su versión con el pretexto de que estaba ocupado.

Reunión del consejo

Varios miembros de la APA se personaron ayer en la puerta del colegio, a la hora de la salida de los alumnos, para recoger firmas de padres e intentar, de esta forma, que en el consejo escolar convocado de forma extraordinaria para prácticamente dos horas después -las cuatro de la tarde-, la decisión se revocase.

«Es una decisión que han tomado ellos -la dirección y los profesores- sin contar con nosotros», denunció una madre que sí quería el belén. Con este caldo de cultivo, a primera hora de la tarde se celebró el consejo escolar y ahí los padres consiguieron dar la vuelta a la tortilla: de los once miembros con derecho a voto del consejo, cinco votaron a favor, tres en contra y hubo tres votos en blanco. Con este resultado, el colegio público Luis Calandre de Santa Ana tendrá su nacimiento.

Los padres y madres no entendían por qué la negativa a la instalación de belén. De hecho, ayer por la mañana aseguraban que los niños inmigrantes participan de las actividades navideñas del colegio exactamente igual que los demás alumnos. «Incluso cantan los villancicos con nuestros hijos y no pasa nada», decía una de ellas. «Ninguno de ellos ha protestado porque se ponga el belén en el colegio», añadió.

Los cristales de las aulas del centro están adornados además con algunos dibujos realizados por los alumnos con motivos navideños, que van desde árboles engalanados hasta figuras que representan a San José, la Virgen y el niño Jesús.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...