Los padres aúnan fuerzas con los institutos para evitar el boicot a EpC en Valencia

Presentan cientos de recursos individuales contra la impartición de la materia en inglés

Los padres de 268 estudiantes de centros públicos valencianos han alzado su voz de protesta contra el sabotaje que Educación para la Ciudadanía (EpC) está sufriendo en manos del Gobierno de Francisco Camps. La Generalitat se ha sacado de la manga una normativa según la cual la asignatura debe impartirse en inglés. El resultado es un esperpento: un profesor imparte clase en lengua extranjera, mientras otro cotraduce al castellano. Si hace dos días docentes y sindicatos llamaban a la insumisión a la versión inglesa de la materia mientras los directores de los institutos denunciaban “el caos insoportable” en que había degenerado la cuestión, hoy son los padres quienes suman esfuerzos para exigir que la materia se de en las lenguas oficiales de la Comunidad.

Según informa Levante-EMV, los progenitores de 268 alumnos de institutos públicos de la provincia valenciana han remitido a la FAPA (Federación de Padres) recursos individuales reprobando la impartición de esta asignatura en inglés. Los padres exigen, asimismo, que la materia se de en las lenguas oficiales de la Comunidad. La noticia llega poco después de que los docentes y el sindicato empezara una particular forma de protesta: las autoinculpaciones. El profesorado ha empezado a declararse insumiso ante la normativa de la Consejería que obliga a dar las clases en inglés: no acatarán la versión de Camps de la materia. Corren el riesgo, sin embargo, de ser expedientados.

Los directores, también en contra
Las directrices de la Generalitat, en manos del PP, que ha llamado a boicotear la asignatura, tampoco gustan a los directores de los centros: prácticamente el 90% de ellos se ha declarado contrario a la versión adaptada porque produce un “caos insoportable” y perjudica la enseñanza pública.

Apoyo a los profesores
Los padres agradecen los esfuerzos del colectivo docente. “Esto es algo en lo que estamos implicados todos los que componemos la Plataforma por la Escuela Pública; los directores y profesores necesitan de nuestro apoyo. Por eso, al primer expediente vamos a actuar”, insistió Carmen Rosales, miembro de la federación, en declaraciones recogidas por Levante-EMV.

Deficiencia del sistema educativo valenciano
La FAPA, por su parte, ha ampliado el plazo para presentar recursos contra la impartición en inglés de EpC. Todos los que se recojan serán llevados por un abogado a la Consejería de Educación. La plataforma, además, ha denunciado “el deficiente estado en el que se encuentra el sistema educativo valenciano” reivindicando, al margen de la polémica por la asignatura, cuestiones como la creación de una red pública de centros para niños de 0 a 3 años. También se exige la dimisión del actual consejero, Alejandro Font de Mora. De momento, se ha previsto convocar manifestaciones en Valencia, Alicante y Castellón a partir del 16 de octubre.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...