Los obispos vuelven a sugerir el voto para el PP

La Conferencia Episcopal pide derogar la Ley del aborto y de matrimonio homosexual

La Conferencia Episcopal ha advertido de la peligrosidad de leyes como las del aborto y el matrimonio entre homosexuales, y ha pedido promover reformas y nuevas políticas para corregir "desvíos" en la administración de las cuentas públicas, dentro de sus recomendaciones ante las próximas elecciones.

En un documento aprobado este viernes por la Comisión Permanente, y calificado como Nota ante las elecciones generales de 2011, los obispos transmiten sus "orientaciones para los católicos", para ayudarles en "el ejercicio responsable del deber de votar" el próximo 20 de noviembre, "sin entrar en opciones de partido y sin pretender imponer a nadie ningún programa político", pero defendiendo claramente el ideario del PP.

"Hemos de llamar de nuevo la atención sobre el peligro que suponen determinadas opciones legislativas, que no tutelan adecuadamente el derecho fundamental a la vida de cada ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural o que incluso llegan a tratar como un derecho lo que constituye un atentado contra el derecho a la vida", indica.

En este sentido, añade que "son también peligrosos y nocivos para el bien común ordenamientos legales que no reconocen al matrimonio en su ser propio y específico, en cuanto unión firme de un varón y una mujer ordenada al bien de los esposos y de los hijos".

Las leyes de la Conferencia Episcopal

Por ello, la Conferencia Episcopal Española (CEE) considera necesario promover nuevas leyes "que reconozcan y tutelen mejor el derecho de todos a la vida, así como el derecho de los españoles a ser tratados por la ley específicamente como 'esposo' y 'esposa', en un matrimonio estable, que no quede a disposición de la voluntad de las partes ni, menos aún, de una sola de las partes".

Los obispos también se refieren a la "grave crisis económica" para reclamar "políticas sociales y económicas responsables, y promotoras de la dignidad de las personas, que propicien el trabajo para todos". La Conferencia Episcopal reclama políticas que distribución de las rentas.

En el texto difundido este viernes aclaran que "son necesarias políticas que favorezcan la libre iniciativa social en la producción y que incentiven el trabajo bien hecho, así como una justa distribución de las rentas; que corrijan los errores y desvíos cometidos en la administración de la hacienda pública y en las finanzas; que atiendan a las necesidades de los más vulnerables, como son los ancianos, los enfermos y los inmigrantes".

El documento destaca que el Papa, en su visita a Madrid el pasado mes de agosto señaló que "no actúan de modo conforme con la verdadera libertad quienes creyéndose dioses piensan no tener necesidad de más raíces y cimientos que ellos mismos".

En el ámbito educativo, los obispos reclaman una "regulación más adecuada" para garantizar la enseñanza de la religión y moral católica en la escuela estatal y para que los niños "puedan desarrollar lo más posible todas sus capacidades".

Los obispos piden que no se reconozca a ETA como "representante político"

La Conferencia Episcopal ha incluido esta advertencia en un documento con recomendaciones a los católicos de cara a 20N

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha advertido este viernes de que un sociedad "que quiera ser libre y justa" no puede reconocer a una organización terrorista "como representante político de ningún sector".

La CEE ha incluido esta advertencia en un documento con recomendaciones que deben tener en cuenta los católicos antes de votar en las elecciones generales del próximo 20 de noviembre.

Sin mencionar en ningún momento a ETA ni el comunicado de fin de la violencia que hizo la banda ayer, los obispos advierten de que:

"Una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, dado que el terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión justa y razonable de la vida".

La CEE recuerda la "legitimidad moral" de aquellos nacionalismos o regionalismos que, "por métodos pacíficos, desean una nueva configuración de la unidad del estado español".

Pero también destaca que "es necesario tutelar el bien común de la nación española en su conjunto, evitando los riesgos de manipulación de la verdad histórica y de la opinión pública por causa de pretensiones separatistas o ideológicas de cualquier tipo".

Archivos de imagen relacionados

  • Camino CEE
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...