Los obispos ven legítimo impedir la fecundación tras una violación

La Iglesia española niega, al contrario de la alemana, que exista una pastilla para eso. Solo estarían de acuerdo con un píldora del «día siguiente» sin efecto abortivo

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, ha asegurado que es "legítimo" impedir la fecundación cuando una mujer ha sido violada, aunque "en ningún caso abortar", por tanto, no estarían en contra del uso de la llamada píldora del día siguiente si esta no tuviera efecto abortivo, pero niegan que exista una pastilla así. Los obispos alemanes, sin embargo, reconocieron la semana pasada que hay píldoras cuyo uso puede ser preservativo, no abortivo, y abogaron por que las vícitimas de una violación tenga acceso a ellos.

"Si hubiera una píldora que no fuese abortiva, estaríamos en un caso distinto, pero ese caso a nosotros no nos consta", han asegurado. Consideran, eso sí, que "la violación no es un acto conyugal, sino un acto de injusticia y de violencia", por tanto, para los obispos, impedir la fecundación sería "legítimo" porque se trataría de "legitimar la defensa contra esa agresión". Pero nunca abortar, porque sería "quitar la vida a un ser humano inocente".

El problema para la Iglesia española, es, como en muchos de estos casos, de consideración científica. ¿Impiden estas pastillas la fecundación o evitan que progrese el óvulo una vez fecundado? Durante mucho tiempo los expertos opinaban que estas píldoras o bien impedían que los espermatozoides alcanzaran el óvulo o bien que este anidara en el útero una vez fecundado. La opinión más generalizada ahora es que estas pastillas sencillamente impiden que la mujer ovulen, por tanto, no habría fecundación que valga. Pero si no se llega a tiempo o no se tiene suerte y ya se ha producido la ovulación, es difícil parar el embarazo. Visto así, los obispos no tendrían pegas que poner.

Pero Camino insiste en que "hasta ahora todos los fármacos existentes" tienen efecto abortivo y se estaría quitando la vida a un ser humano. Pero dejan una ventana abierta: "Si lo hubiera, y si los obispos alemanes lo conocen, hacen muy bien en apuntar ese caso. Nosotros ya nos enteraremos", ha señalado Martínez Camino.

Vista general de la Conferencia de Obispos alemanes / THOMAS FREY (EFE)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...