Los obispos uruguayos piden, «con dolor y vergüenza», perdón por los casos de abusos a menores

«Con dolor y vergüenzahemos pedido perdón a las personas heridas a raíz de abusos sexuales cometidos contra menores por parte de sacerdotes y personas consagradas». Los obispos uruguayos piden perdón a las víctimas de la pederastia clerical e instauran una Jornada Penitencial el miércoles 1° de marzo de 2017, en la que pedirán perdón por las víctimas de los abusos.

En un comunicado, los prelados «expresamos nuestra firme disposición a recibir, escuchar y acompañar a las víctimas, investigando y procediendo con rigor, de acuerdo a un protocolo elaborado con ayuda de profesionales de diversas disciplinas». Al tiempo, la Iglesia habilitó una línea telefónica para facilitar las denuncias, que «se han derivado de inmediato al obispo del lugar o al superior competente, en el caso de miembros de congregaciones religiosas».

En total, los obispos uruguayos han recibido «44 denuncias (contando los acusados fallecidos), que corresponden a 40 denunciados. Estas denuncias abarcan un período de 70 años». 18 de ellas se refieren a hechos sucedidos hace más de 40 años, 16 que se refieren a casos entre 20 y 40 años, 5 casos datados entre 10 y 20 años, y 5 casos en los que se comprobó que no se referían a abuso de menores, sino a inconductas con mayores. Estos corresponden a los últimos 10 años.

«Hay algunas denuncias que todavía se están investigando, y hay cuatro sacerdotes que fueron separados de su ministerio«, subraya la nota. «Todo esto ha sido muy penoso, por el dolor de las víctimas y, en algún caso, porque se expuso públicamente a quienes después de una investigación rigurosa resultaron inocentes», añade.

Mirando hacia el futuro, la Iglesia uruguayo instauró una Comisión para la Prevención de Abusos Sexuales a Menores, cuya tarea es «elaborar y proponer proyectos normativos que garanticen ambientes seguros en parroquias y centros educativos, trabajando alineados con el Centro de Prevención del Vaticano».

A su vez, y siguiendo la petición del Papa, la Iglesia uruguaya ha convocado auna Jornada de Oración «donde se pida perdón por las víctimas del abuso sexual contra menores en la Iglesia». «Asumimos que el compromiso es permanente, para que estas situaciones no vuelvan a ocurrir nunca más en ningún ámbito eclesial», concluye el escrito.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...