Los obispos se escudan en la acción social de Cáritas para no pagar impuestos

La Conferencia Episcopal asegura que sus exenciones fiscales no son un privilegio y añade que «los obispos también sufren la crisis»

En Italia, el Gobierno acaba de decidir que la Iglesia católica tendrá que pagar el IBI a partir de ahora. En España, los obispos consideran que su régimen de amnistía fiscal se justifica en el esfuerzo social que realizan organizaciones como Cáritas.

La Iglesia es uno de los mayores dueños de patrimonio inmobiliario del país. Algunos cálculos cifran entre 2.500 y 3.000 millones de euros el dinero que recibirían las arcas públicas si la Iglesia católica pagara el IBI. A diferencia de Italia, en España el Gobierno no ha promovido ninguna acción para modificar ese marco legal que exime a la Iglesia de pagar impuestos, con la única excepción del IVA. Pero en un contexto de crisis económica, recortes y subida generalizada de impuestos, el debate llegaba en forma de preguntas a la Conferencia Episcopal, que hoy ha presentado sus presupuestos para 2012.

"¿Es que se van a subir los impuestos a Cáritas?"

El resonsable económico de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal, ha asegurado que "la Iglesia no paga el IBI, en función de la Ley del Mecenazgo, que exime del pago al resto de confesiones religiosas, fundaciones, ONG, asociaciones de utilidad púlbica o federaciones deportivas".

Insiste la Conferencia Episcopal que su régimen fiscal no es un privilegio y además está justificado por la labor social que realiza. "El esfuerzo que puede hacer Cáritas se debe en parte a las ayudas en forma de exenciones que recibe la Iglesia. ¿O es que se van a subir los impuestos a Cáritas? ¿se pretende recortar a Cáritas o a las catequesis que ya por cierto realizan muchos voluntarios?. Les recuerdo además que el nivel de retribución y recursos del personal de la Iglesia está muy alejado del mundo de la empresa", ha señalado el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino

La Iglesia se planta en el caso de la profesora de religión despedida

Por otro lado, el portavoz de los obispos ha señalado que el estatuto del Profesor de Religión Católica vigente en España no permite que sea la autoridad civil la que decida unilateralmente quién puede dar clases de religión. Se refería así Martínez Camino al caso de la profesora de Almería, Resurrección Galera, cuyo despido por haberse casado por lo civil con un hombre divorciado ha sido declarado nulo por la Justicia. El obispado de Almería no ha ejecutado por el momento la sentencia dictada a comienzos de enero por la cual se ordenaba la reincorporación a su puesto de trabajo de la profesora, al tiempo que se condenaba al Ministerio de Educación a abonarle una indemnización por los cerca de 11 años en los que no pudo ejercer su trabajo.

El asunto es complejo porque en función de los acuerdos entre España y el Vaticano, a los profesores de religión los contrata el estado pero previa autorización del obispado de turno que debe dar el visto bueno a la idoneidad moral de los candidatos. Ahora una sentencia reconoce que la profesora tiene que ser readmitida, pero la Iglesia se niega a darle su "plácet", de modo que el estado tampoco podría contratarla.

El portavoz de los Obispos ha señalado que este asunto, el del Estatuto de los Profesores de Religión, formará parte de la próxima reunión de la comisión mixta con el Ministerio de Educación que se celebrará en breve.

Manifestaciones y Educación para la Ciudadanía

En cuanto a las protestas sociales en España por los recortes, el portavoz de los obispos ha señalado que "respeta el derecho a la manifestación pero hace un llamamiento para que no se produzcan acciones violentas ni desórdenes públicos ni imposición ni confrontación que no conducen a nada bueno".

Por último, Martínez Camino se ha mostrado inicialmente satisfecho con la sustitución de la asignatura de Educación para la Ciudadanía anunciada por el Gobierno aunque ha pospuesto a conocer la redacción de los nuevos currículos de la asignatura una valoración más detallada de los mismos. "En la medida que se cambian los decretos actuales estamos contentos porque no nos gustaban nada, eran una imposición de una moral concreta a todo el alumnado, esperemos que el nuevo diseño sea para mejor".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...