Los obispos responden a su presidente con su silencio

El arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, dice que pedir perdón por la Guerra Civil es sólo una opinión personal

“Aunque no fuera su voluntad, ha creado controversia”, afirmaba ayer Jorge Fernández Díaz, diputado del PP ligado al ala más confesional de su partido. Ricardo Blázquez había pedido un día antes perdón, de puntillas, por la complicidad de la Iglesia con el golpe de Estado que degeneró en el régimen franquista.

Su estupefacción no es la de un dirigente político, sino la de alguien representativo de una opción conservadora dentro del catolicismo, Fernández Díaz reconoce “sentirse identificado” con el Opus Dei. Sus palabras resumen el pasmo que convirtió ayer a los obispos, aún reunidos en su asamblea plenaria, en un coro de mudos sin apenas excepciones. Una de las pocas voces que sí se dejó oír fue el arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo. Alejado diametralmente del discurso radical que enarbolan Rouco o Cañizares, Vallejo aprovechó para matizar el alcance del discurso del presidente de los obispos.

Sólo “una opinión”

“Es muy adecuado, está muy bien hecho y es respetuosísimo” pero sólo refleja una opinión y “no es algo programático” para la Iglesia. Si alguien pensaba que la petición de perdón era vinculante, el gesto de Blázquez queda reducido a una “opinión” personal, según el arzobispo de Sevilla.
“Podemos estar completamente seguros de que él dijo realmente lo que es el pensamiento, en este momento, del presidente de la Conferencia Episcopal” pero nada más, “no es algo programático, o al menos en principio no lo es”, precisó Carlos Amigo.

La Iglesia que vive su día a día sin cruz pectoral, que es la que ostentan los obispos, aplaudió ayer las palabras de Ricardo Blázquez. El presidente de la Conferencia Española de Religiosos, CONFER, Alejandro Fernández Barrajón, se unió a “la petición de perdón por los errores que pudieron cometerse en el pasado”. En declaraciones a Europa Press, Barrajón aseguró que la actitud de Blázquez es “la mejor manera de abrir caminos de encuentro” y aseguró sentirse “hondamente reflejado” en las palabras del presidente de la Conferencia Episcopal.

Cristianos socialistas

El coordinador federal de Cristianos del PSOE, Carlos García de Andoain, arropó a Ricardo Blázquez y aplaudió sus palabras, que reflejan, a su juicio “una posición templada a la hora de interpretar la memoria histórica que está al servicio de la reconciliación”. García de Andoain considera que son ahora el resto de obispos los que están “emplazados a decidir si quieren tender puentes a través del diálogo o cavar trincheras y promover el enfrentamiento en la sociedad”.

Redes Cristianas, que agrupa a 160 colectivos de Iglesia de base, espera que “los obispos se encaminen por la senda de la reconciliación abierta tímidamente” por el presidente de los obispos.El portavoz de esta organización Evaristo Villar resaltó que Blázquez representa una posición contraria a la doctrina oficial del episcopado, que considera a la Iglesia, en la Guerra Civil, como sujeto paciente y víctima únicamente”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...