Los obispos recibirán 268 millones del Estado por la casilla del IRPF, la mayor cantidad de la historia

Los obispos recibirán 267,83 millones de euros en virtud de la polémica casilla de la ‘X’ en favor de la Iglesia católica en la declaración de la Renta de 2018, 11,6 millones más que el año pasado. Es la cifra más alta desde que, en 2007, el Gobierno Zapatero concedió a la Conferencia Episcopal el 0,7% del IRPF.

Estos son los datos que este mediodía presentó el gerente de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, visiblemente satisfecho. No es para menos porque no se lo esperaban. Más de 7,1 millones de declaraciones (51.658 más que el año pasado), y 8,5 millones de contribuyentes (sumando las conjuntas) que marcan la casilla de la Iglesia.

¿Por qué? Barriocanal lo achaca a dos razones. En primer lugar, la recuperación económica; en segundo término, «que a la hora de la verdad, los contribuyentes son soberanos, y deciden colaborar con todas las actividades que hace la Iglesia».

«La Iglesia es la única institución en España que se somete a este referéndum anual, y sus fondos dependen única y exclusivamente de la voluntad de los contribuyentes», señaló. Más allá de los escándalos de pederastia, la polémica por las inmatriculaciones o la exhumación de Franco, lo cierto es que las previsiones internas, que esperaban una bajada en los contribuyentes, no se han cumplido.

«Esto no es un sondeo, ni una encuesta, son 8,5 millones de personas que deciden hacer este gesto de colaboración», apuntó Barriocanal, quien destacó cómo «en todas las comunidades autónomas se ha producido un incremento». Madrid, Valencia y Andalucía son las autonomías que más han crecido, mientras las que más lo marcan son Castilla La Mancha, La Rioja, Extremadura y Murcia.

En Ciudad Real hay más contribuyentes que marcan la X que los que no (52,58%). Por provincias, Madrid, Barcelona, Valencia, Vizcaya, Sevilla, Murcia y Málaga son las que más contribuyen. «Los datos de Hacienda son los que son», recalcó el gerente de la CEE. Un tercio de los contribuyentes (el 33,3%) marca la famosa casilla.

¿Qué harán con ese superávit? Según Barriocanal, incorporarlo al Fondo de Reserva. Aunque, este año, «al menos tres millones irán para pagar la Seguridad Social del Clero, al que también afecta el incremento de la cuota de autónomos el 22%. Así que parte se la devolveremos a la Administración», zanjó, con cierta sorna.

Pero, ¿adónde va el dinero de la «X» de la Iglesia? Aunque todos los años, mediado el mes de junio, la Conferencia Episcopal presenta una ‘Memoria de Actividades’ con un somero estudio de lo que, en opinión de la institución, la Iglesia aporta a la sociedad, lo cierto es que el destino de esos 268 millones sigue siendo opaco. En realidad, el grueso del dinero que recibe la Iglesia se dedica a pagar el sueldo de curas y obispos, y para la Seguridad Social del Clero, con una mínima parte para Cáritas y para Trece, la televisión de la CEE.


Datos ofrecidos por la Conferencia Episcopal

  • Se incrementa en 51.658 el número de declaraciones en que se marcó la X de la Iglesia, en su mayoría nuevos cotizantes
  • Los contribuyentes asignaron a la Iglesia 267,83 millones de euros, 11,6 millones más que en 2017
  • Se trata de la cifra más alta desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria en 2007
  • Un tercio de los contribuyentes marca la X a favor de la Iglesia católica (33,3%)

La Conferencia Episcopal Española presenta los datos de la asignación tributaria registrados a favor de la Iglesia católica en la Declaración de la Renta realizada en la primavera de 2018, correspondiente al ejercicio económico del año anterior.

En dicha declaración la cantidad destinada por los contribuyentes a la Iglesia católica aumenta en 11.626.046 euros y alcanza los 267.834.192 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,4 % con respecto al año anterior. Se trata de la cifra más alta desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria en 2007.

El incremento de la cantidad obtenida se debe fundamentalmente a dos factores: la mejora de la situación económica y, en consecuencia, el incremento general de la renta declarada en el IRPF. En segundo lugar, hay que destacar el aumento de 51.658 declaraciones con asignación a favor de la Iglesia, proveniente en su mayoría de nuevos declarantes.

En total, el número de declaraciones a favor de la Iglesia ha sido 7.164.502. Teniendo en cuenta las declaraciones conjuntas, más de 8,5 millones de contribuyentes destinan a la Iglesia el 0,7% de sus impuestos.

Datos por Comunidades autónomas

En relación al importe recaudado, en todas las comunidades autónomas se ha producido un incremento de la cantidad recaudada destacando, por encima del resto, Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana.

En 10 comunidades autónomas se ha producido un aumento del número de declaraciones a favor de la Iglesia. En cuanto a porcentaje de declaraciones con asignacion, éste se ha incrementado en 6 comunidades.

No hay grandes modificaciones en las comunidades autónomas más sensibles a la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta. Las tres comunidades que marcan la X de la Iglesia en mayor porcentaje son Castilla la Mancha (46,09%), La Rioja (45,62%), Extremadura (45,09%) y Murcia (44,57%), habiendo aumentado el porcentaje en todas ellas.

Algunos datos provinciales

En la práctica totalidad de las provincias y delegaciones de Hacienda aumentan el volumen asignado a favor de la Iglesia. La provincia con mayor porcentaje de asignación sigue siendo Ciudad Real con el 52,58% de las declaraciones, seguida de Badajoz (48,45%) y Jaén (47,76%). En los tres casos aumenta el número de declaraciones y el porcentaje.

Las provincias que más contribuyen a la asignación a la Iglesia en números absolutos son Madrid, Barcelona, Valencia, Vizcaya, Sevilla, Murcia y Málaga. En relación al año anterior, los contribuyentes que más han aumentado esta aportación a la Iglesia han sido los de Madrid (+3.817.775 €), Barcelona (+675.473 €) y Sevilla (+604.091 €).

Datos en relación a otras variables

En relación al sexo del declarante principal, hombres y mujeres marcan la X de manera similar. Un 34,9 % de las mujeres marcan la X y un 32,6 % de los hombres. En relación al año anterior, se han acortado las diferencias en medio punto.

El porcentaje de los contribuyentes que asignan su X a la Iglesia y también a la casilla de Otros Fines sociales ha aumentado un año más, pasando del 62,5 % en 2017 al 64,3 % en la declaración de 2018.

Por otro lado, según los datos de la Agencia tributaria, en la declaración de 2018, ha aumentado en 129.000 el número de declaraciones en las que no se marcó ni la casilla de la Iglesia ni la de Otros fines sociales. Supone el 45% del volumen total de nuevas declaraciones. Esto implica la necesidad de renovar el esfuerzo por dar a conocer este mecanismo que permite decidir el destino de una pequeña parte de los impuestos, sin que paguemos más o nos devuelvan menos. Este incremento del volumen de declaraciones sin asignación explica en parte el ligero descenso del volumen del % de declaraciones con asignación a la Iglesia.

Más recursos para ayudar más

Con la asignación tributaria realizada por los españoles, la Iglesia católica cuenta en esta ocasión con más recursos para el servicio que presta a la sociedad en sus dimensiones religiosa, espiritual y social. Por eso agradece la colaboración de todos aquellos que contribuyen a esta misión con el gesto de marcar la X, así como a todos aquellos que la ayudan en las otras campañas realizadas a lo largo del año o la sostienen con su colaboración personal en tiempo y oración. Se mantiene así la labor religiosa, espiritual y social al servicio de millones de españoles.

Así mismo, la Iglesia mantiene su esfuerzo por dar a conocer el mecanismo por el que los contribuyentes pueden decidir el destino de una pequeña parte de sus impuestos, el 0,7%, a la Iglesia católica y a otros fines de interés social. Con esa decisión, el contribuyente ni tiene que pagar más ni se le devuelve menos.

Como en anteriores ocasiones, la Iglesia católica dará cuenta a la sociedad, el próximo mes de junio, del destino que se ha dado a todo el dinero que ha recibido de los contribuyentes, con la presentación anual de la Memoria de actividades de la Iglesia correspondiente a ese ejercicio de 2017. Esta memoria muestra de forma clara y exhaustiva, a qué destina la Iglesia el dinero que cada año recibe de los contribuyentes que así lo han decidido y se hace presente en el portal de Transparencia de la Conferencia Episcopal Española.

Con la presentación de la Memoria, que tendrá lugar el próximo mes de junio, se responde al compromiso de la Iglesia de rendir cuentas y avanzar en transparencia. La Memoria presenta cada año la información más relevante de las actividades de la Iglesia y cuál es su contribución a la sociedad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...