Los obispos invitan a votar a los partidos que rechacen «incondicionalmente» el terrorismo y defiendan la clase de religión

Según los obispos, el partido merecedor del voto católico en las próximas elecciones generales del 14 de marzo es aquel que defienda el derecho a la vida desde la concepción, apoye claramente a la familia y al matrimonio tradicional, tutele la clase de religión, promueva políticas sociales y económicas para los más pobres, rechace "incondicionalmente" el terrorismo y defienda la unidad de España. Lo cuenta José Manuel Vidal en Religiondigital.
 

¿Hay algún partido que cumpla todos esos requisitos? La nota de la comisión permanente de la Conferencia episcopal asegura que "ninguna de las ofertas políticas es plenamente conforme con el ideal evangélico, ni siquiera con el ideal racional de un orden social cabalmente justo". De ahí que los prelados españoles reconozcan que "es comprensible que algunos se sientan inclinados a abstenerse de emitir su voto".

Pero, aunque comprende la abstención, la jerarquía católica insiste en que "votar es un derecho y un deber". ¿Cómo ejercerlo, entonces? Siguiendo la teoría del mal menor. Como no todas las ofertas políticas son iguales, "es necesario hacer un esfuerzo y optar por el bien posible", después de ponderar "con sentido crítico las propuestas y las promesas" de los distintos candidatos.

Para ayudar a sus fieles a la hora de optar por el partido menos malo de los malos, los obispos españoles señalan cinco criterios fundamentales. En el primero, piden "la tutela efectiva del derecho a la vida de cada ser humano desde su concepción hasta su muerte". Según este criterio se descarta a los partidos que aboguen por la "producción de embriones humanos", el aborto o la eutanasia.

El segundo criterio por el que deben regirse los católicos a la hora de votar es descartar a los partidos que no defiendan a la familia "fundada en la unión indisoluble de vida y amor de una mujer y un varón, es decir, el verdadero matrimonio". Quedan, por lo tanto, excluidos los partidos que apoyan las uniones de hecho o la equiparación de las parejas homosexuales al matrimonio.

El tercer criterio episcopal apunta directamente a los colegios de la Iglesia y a clase de religión. Según este criterio, los católicos deberán votar al partido que postule "la garantía efectiva del derecho de los padres a elegir la educación que desean para sus hijos. Garantía que exige un poyo justo a los centros de iniciativa social y la regulación satisfactoria de la enseñanza religiosa escolar".

En el criterio más social, los obispos apuestan, entre otras cosas, por los partidos que "favorezcan la libre iniciativa social", "el trabajo para todos" y una "especial atención a los más desfavorecidos, como inmigrantes, ancianos y enfermos". Y por último piden a los católicos que den su voto sólo a los partidos que rechacen "incondicionalmente" el terrorismo y defiendan "la solidaridad entre las culturas y los pueblos, especialmente entre los diversos pueblos de España". Cuatro a uno para el PP, si los católicos hacen caso a sus obispos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...