Los obispos franceses se levantan contra el matrimonio homosexual que Hollande pretende legalizar

La jerarquía católica pide a los fieles rezar hoy por las únicas uniones que bendice la Biblia

Los obispos franceses han pedido a los católicos de su país que este 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Virgen María, que recen por el matrimonio que ellos consideran natural, el de un hombre con una mujer, como forma de protesta contra la decisión del Gobierno socialista de Hollande de legalizar el matrimonio homosexual y la adopción por parte de estas parejas.

Los obispos galos quieren que los fieles católicos pidan a Dios para que los niños “dejen de ser el objeto de deseo y de conflicto de adultos”, y para que conozcan los beneficios plenos de una familia creada y mantenida por el “amor de un padre y de una madre”.

Promesas electorales de Hollande
El derecho al matrimonio y a la adopción por parte de las parejas homosexuales son promesas que el actual presidente, François Hollande, hizo durante la campaña electoral, y que en julio pasado ha reafirmado el primer ministro, Jean-Marc Ayrault.

El 65% de los franceses, a davor del matrimonio gay
Según una encuesta de Ifop publicada este martes, el 65% de los franceses son partidarios del matrimonio entre personas del mismo sexo, dos puntos más que en el sondeo realizado hace un año. En cuanto a la adopción de niños por parte de las parejas homosexuales, el 53% de los franceses están a favor, 5 puntos por debajo que en el informe de hace un año.

Por algo y no contra nadie
El Colectivo contra la Homofobia francés (CCH) calificó la oración que dirán este miércoles los obispos de “perfectamente anodino” y consideraron que está “escrita en el más puro estilo sibilino que la Iglesia católica maneja con brío”. Desde la jerarquía católica, el portavoz de la conferencia episcopal, Bernard Podvin, justificó la iniciativa alegando que la Iglesia no va contra nadie al decir que se opone al matrimonio homosexual. Los obispos señalan que rezan “por algo”, y no “contra nadie”. Por su parte, el cardenal Philippe Barbarin, arzobispo de Lión, ha recordado que el matrimonio no puede ser más que “la unión de un hombre y una mujer”, y que así “está escrito en la primera página de la Biblia”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...