Los obispos dicen que «el Gobierno tiene obligación de cooperar con la Iglesia por mandato constitucional»

COMENTARIO: Su manida frase del “mandato constitucional” Y su interpretación sectaria. Aún con su colada de tufo clerical, el A. 16. Hay que leerlo a la luz del Derecho más fundamental a la Igualdad del A. 14. “sin discriminación alguna, por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opiniones o cualquier otra condición o circunstancia personal o social».Por tanto en el artículo 16.3, la expresión «Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas la sociedad españolas y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.» Se deben entender claramente como relaciones de cooperación que no dañen la Igualdad ante la Ley; por tanto sin ninguna discriminación positiva de sus iguales en el ámbito de las creencias (y que no digan que los ajenos ticos y ateos son no creyentes.

Se agarran a la letra de los acuerdos Iglesia-Estado de 1979 con uñas y dientes. La Conferencia Episcopal, por boca de su secretario y portavoz, el padre Juan Antonio Martínez Camino, advierte de que el Gobierno socialista no puede suprimir la financiación eclesial, «a no ser que quiera denunciar los acuerdos».Lo cuenta José Manuel Vidal en El Mundo.

Parapetada tras los acuerdos con la Santa Sede y tras la Constitución, la Iglesia recoge el guante en el pulso que le enfrenta con los socialistas. Porque, como dice el secretario del Episcopado en declaraciones a la Cadena Cope, «el Gobierno tiene obligación de cooperar con la Iglesia católica por mandato constitucional». La Iglesia está convencida de que le asiste el derecho y que la ley está de su lado en su confrontación con los socialistas.Tanto en el tema de los dineros como en el de la clase de Religión o en el de la defensa de los valores cristianos. De ahí que Martínez Camino esté convencido de que no va a cambiar radicalmente el sistema de financiación de la Iglesia. «Lo único que puede cambiar es la fórmula concreta de la financiación, algo que estaba ya previsto que se revisase, pero no que se quitase».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...