Los obispos de Valencia envían a sus colegios su plan de sexualidad que tacha la homosexualidad de «disfunción» y la masturbación de «vicio»

Camps no evitará que los alumnos de 5 a 14 años de la escuela pública lo adopten

Los colegios religiosos (privados y concertados) de la diócesis de Valencia ya tienen en su poder "Educar la sexualidad para el amor", el programa sobre educación sexual que los obispos religiosos han preparado para que se imparta a los estudiantes de entre 5 y 14 años. Un programa en el que se asegura que los gays sufren una “disfunción” que debe ser vivida “en castidad”; que la masturbación es un “vicio” que aboca a la “soledad”; y en el que se recomienda la “continencia hasta el matrimonio”. Un temario que va totalmente en contra del que actualmente se imparte en las aulas de secundario y creado por la Generalitat.

De momento, los colegios concertados y privados son los que han tenido acceso a este manual, del que se tuvo noticia en julio, pero los obispos lo van a poner a disposición gratuita de los colegios públicos que quieran impartir esta materia extracurricular y no evaluable, según informa Levante-EMV. Además, ha sido enviado a las diócesis de Segorbe-Castelló, Orihuela-Alicante, Mallorca, Menorca e Ibiza.

Camps se lava las manos
Desde la Consellería de Educación del Gobierno de Francisco Camps ya han avisado de que no van a hacer “ninguna valoración respecto al programa de educación afectivo-sexual" del arzobispado y señalaron que "los consejos escolares tienen autonomía para aprobar aquellas actividades o programas extraescolares que consideren. Los centros, si es aprobado por su consejo escolar, pueden decidir este tipo de cuestiones que son voluntarias dentro de su libertad".

Luz verde
Así las cosas, luz verde desde la Generalitat para impartir en las aulas públicas un temario opuesto al dictado por el propio Gobierno regional. Una materia que consta de 6 unidades repartidas en 18 lecciones de 90 minutos cada una y destinadas a niños de los 5 y los 14 años. Este es el resumen de cada unidad.

La primera unidad trata "la fertilidad humana: desarrollo y reconocimiento", y en ella se puede aprender que "las relaciones sexuales humanas han de ser realizadas por los esposos que acogen la vida".

La segunda unidad versa sobre "la familia humana: causa de razón y fin de la sexualidad", y trata de inculcar a los alumnos el modelo clásico de familia al tiempo que a los demás se les tacha de "disfuncionales". En este tema también se trata la homosexualidad como un problema por el que sus afectados deben ser "respetados" y "acogidos". Sin embargo, se recuerda que deben vivir "en castidad" y "no están destinados irremediablemente a serlo siempre".

El tercer tema, titulado "la sexualidad responsable: virtudes y efectos", busca potenciar el "autodominio" y la "continencia" en materia sexual para "esperar hasta el matrimonio para la primera vez".

La cuarta unidad, de "salud y sexualidad", explica que la masturbación es un "vicio" que "no respeta la dignidad de la persona". "Reconocer la adicción es el primer paso para recuperarse de la misma", apostilla. Además, divulga la versión católica de las enfermedades de transmisión sexual y destaca que "la anticoncepción rechaza algo nuestro, como es la fertilidad".

La quinta unidad trata de "la representación de la sexualidad en el espacio público" y analiza "cómo puede afectar la pornografía a los niños y jóvenes" mientras que la sexta unidad presenta "el amor no sexuado" y la "elección del celibato cristiano", y los "motivos para vivir un noviazgo casto" y para "la prevención del acoso".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...