Los obispos de Lleida y Barbastro llevan su pugna a los juzgados

El Juzgado de Instrucción número 4 de Lleida tendrá que decidir a partir del próximo mayo, en un juicio civil, a quién pertenecen las 113 obras de arte sacro que se disputan los Obispados de Lleida y de Barbastro-Monzón.

La ciudad catalana acogió ayer la audiencia previa al juicio por la demanda presentada por la Asociación de Amigos del Museo Diocesano de Lleida, donde se exponen las obras, para que la justicia civil aclare si la diócesis leridana es la propietaria de las obras.

La asociación confía en que así sea para evitar que se ejecuten las órdenes del Vaticano, que ha pedido en reiteradas ocasiones a Lleida que entregue las obras al obispado vecino, cosa que no ha sucedido porque sólo el museo puede ordenar su salida.

Documentos históricos

La sorpresa de la jornada de ayer fue el cambio de posicionamiento de la diócesis de Lleida, que reivindicó la propiedad de las obras señalando que hay documentos históricos que prueban que fueron legítimamente adquiridas por el obispo leridano Josep Messeguer hace más un siglo. Hasta ahora el obispado siempre alegó que tenía las obras en depósito, pero no en propiedad.

"No entendemos por qué hasta ahora no se han aportado los documentos"

Según explicó el letrado del obispado de Lleida, Javier Gonzalo, el cambio se debe a la llegada de un nuevo titular a la diócesis, Joan Piris. "No entendemos por qué hasta ahora no se han aportado los documentos que demuestran que Messeguer adquirió legítimamente las obras, ya sea a través de una compra, una permuta o a cambio de una gratificación, pero no podemos ignorar su existencia", señaló.

El Obispado de Lleida entiende que las obras deben entregarse a Barbastro-Monzón porque así lo dictó la jurisdicción eclesiástica, pero eso requiere del consenso en un consorcio donde tienen voz varias administraciones.

El litigio entre los dos obispados tiene su origen en la segregación, en 1995, de 111 parroquias que pertenecían a la diócesis de Lleida y pasaron a formar parte de la de Barbastro-Monzón, que reclamó las piezas de las iglesias de la Franja.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...