Los obispos de Gibraltar y de Cádiz convocan a rezar ante la verja de Gibraltar el jueves para que se acaben las colas

Oración en español e inglés para que los supercatólicos ministros de Exteriores e Interior «dejen de castigar a miles de personas»

Ya que parece que España no hace caso a la inspección de la CE y que persiste el castigo a los habitantes de la roca gibraltareña y de paso a los llanitos que en común se ven obligados a soportar enormes colas de miles de personas para ir a trabajar a uno u otro lado de la verja, los obispos de Gibraltar y de Cádiz –Ceuta han tomado cartas en el asunto: Han convocado para el jueves una procesión hasta y desde  la frontera para rezar pidiendo que la situación se resuelva. Es de esperar que los responsables de las medidas, el ministro de Exteriores García Margallo quien se autodefine como muy católico y el de Interior, Jorge Fernández, a quien se relaciona incluso con el Opus Dei, atiendan a las preces colectivas.

Esta acción se va a realizar con el siguiente objetivo: “para pedir que Dios se apiade de quienes vienen sufriendo desde hace meses, se van a elevar el cielo las oraciones de muchos fieles católicos de esta parte del sur de Europa”. Así recoge las intenciones de los promotores de la procesión el diario La Tribuna, Andalucía Hoy.

Oración contra colas kilométricas
Sacerdotes y creyentes de todas las parroquias de uno y otro lado de la verja acudirán a rezar hasta la línea demarcatoria que divide ambos países tras el acuerdo al que han llegado los obispos de cada lado de la frontera, el de Gibraltar monseñor Ralph Heskett y el de Cadiz-Ceuta monseñor Rafael Zornoza.  Su intención es  denunciar las inmensas colas en las que tienen que aguardar cada día miles de personas para acudir a su trabajo debido a las medidas impuestas por el ejecutivo español. Más de 35.000 personas cruzan a diario la frontera y de ellos, 10.000 la atraviesan para ir a trabajar.

El jueves oficia el obispo inglés
Ya han anunciado su intención de unirse al acto miembros de otras religiones y confesiones cristianas. Será el obispo inglés, Ralph Heskett quien oficiará la oración el próximo jueves 14. Le van a acompañar autoridades eclesiásticas de distintos puntos de Andalucía así como de la catedral, las parroquias y el Santuario de Nuestra Señora de Europa de Gibraltar. Desde la frontera,  realizarán el camino en procesión hasta la catedral de Santa María la Coronada para celebrar la Eucaristía.

Llamada a Dios ante la situación
Los prelados han manifestado su interés en que  el  acto no se politice  destacando que su intención es puramente  religiosa en tanto que se pretende “pedir a Dios alivie el sufrimiento diario de quienes se ven obligados a hacer estas colas para poder asistir al colegio, al trabajo o a visitar a sus familias”.  Lo cierto es que este llamamiento a Dios sería conveniente tuviera eco también en los despachos oficiales.

Llamada desde el púlpito
La iniciativa  partió del arcipreste de La Línea de la Concepción y rector del Santuario de la Inmaculada, Reverendo Juan Valenzuela quien hizo un llamamiento para que todas sus parroquias  según relata La Tribuna, llamaran este pasado domingo desde el púlpito  a los fieles para que se sumen a este acto sin ánimo político. “Vamos a rezar y a pedir al Señor para que ayude al pueblo de La Línea y a los linenses que son los que de verdad están sufriendo las medidas de presión y de castigo en la frontera”.

Horas de espera a pesar de la CE
Para el Gobierno de Gibraltar las colas tienen un objetivo político y están perjudicando el comercio y la actividad laboral. Afirman, amparándose en las estadísticas, que los controles de las autoridades españolas no han disminuido desde que se realizó la inspección de la CE el 25 de septiembre pasado. Ese mes señalan que durante 19 días las colas para entrar o salir superaron las dos horas de espera, situación que se repitió durante 16 días en octubre.

Registros a vehículos y peatones
Afirman que estos controles que se centran de forma impredecible en las filas de vehículos que pretenden pasar en otra dirección, se realizan en horas que afectan especialmente a los interesados. Durante los fines de semana tienen lugar estas inspecciones en horarios que distorsionan las actividades de ocio o turismo. También a los peatones se les retiene obligándoles a formar en una sola fila y realizando registros que interrumpen el paso durante mucho tiempo.

Gibraltar

Archivos de imagen relacionados

  • Gibraltar
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...