Los obispos de Chile recomiendan votar «a la luz de la doctrina»

Recuerdan que el matrimonio «lo forman un varón y una mujer»

Un llamado a cumplir con el deber moral de votar en las próximas elecciones y a realizar un esfuerzo de discernimiento en vista del bien común de la sociedad chilena, hicieron los Obispos en su mensaje al término de su Asamblea Plenaria número 106, celebrada durante esta semana en Punta de Tralca.

El Mensaje fue dado a conocer este viernes por el reelegido Presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Ricardo Ezzati, junto al Comité Permanente y todos los Obispos, en el salón de plenarios de la casa de retiros del litoral central.

Los Obispos expresaron su plena comunión y afecto al papa Francisco, a quien agradecieron "por la claridad de su enseñanza y por la elocuencia de sus gestos paternales". Explicaron que en esta asamblea reflexionaron sobre "cómo podemos ayudar con pasos significativos para que la Iglesia sea instrumento efectivo del amor misericordioso de Dios dirigido a todos, especialmente a quienes sufren el dolor y el abandono, a quienes son marginados por una sociedad consumista, a quienes se han alejado de la Iglesia con o sin culpa propia".

Deber moral de sufragar

Frente a las elecciones presidenciales, parlamentarias y de los consejeros regionales, el Episcopado expresó que "aunque según la ley el voto no es obligatorio, es un deber moral ejercer este derecho" y llamaron "a los católicos y a todas las personas de buena voluntad a cumplir con su deber de votar y realizar un esfuerzo de discernimiento, en vista del bien común".

Como "tres instancias relevantes a considerar en su discernimiento ético, al momento de elegir a sus representantes", los pastores católicos plantearon la "valoración y la defensa incondicional de la vida, desde su concepción hasta su fin natural", "la protección de la familia, comunidad de vida y amor, fundada en el matrimonio entre un varón y una mujer" y "la paz social que es obra de la justicia".

"Vergonzosas brechas que excluyen"

En este último aspecto, subrayaron que la sociedad sigue "herida por vergonzosas brechas que excluyen a miles de compatriotas de las condiciones necesarias para su desarrollo integral". Mencionaron la necesidad de una vivienda digna y un sistema de salud pública eficiente y de trato humano; la situación de profesionales y técnicos que no logran un empleo digno; la situación de jubilados y adultos mayores; la preocupante violencia del narcotráfico y la trata de personas; la situación de los pueblos originarios y la falta de políticas sociales para acoger a los inmigrantes de pueblos hermanos.

"Creemos que se debe promover el acceso y la calidad de la educación, respetando la libertad de enseñanza, así como la tarea y decisión prioritaria de los padres, que pueden y deben colaborar a la educación de sus hijos, también en lo económico y, a la vez, favorecer la igualdad de oportunidades para no perpetuar la desigualdad y generar un clima de perturbación social", afirmaron los Obispos.

En este sentido, consideraron "imprescindible e ineludible" la tarea que han de cumplir los políticos y afirmaron que "la responsabilidad de cada ciudadano exige votar con plena libertad y con una conciencia rectamente formada, donde la dignidad y los derechos esenciales de la persona constituyan un valor irrenunciable de nuestra propia identidad nacional".

Para leer el mensaje completo, haga click aquí.

Mons. Ezzati: El bien que hay que buscar es el bien de Chile

En conversación con los medios de prensa, el reelegido presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Ricardo Ezzati, destacó la subjetividad de las personas a la hora de votar en las próximas elecciones. En este sentido, señaló que dicha subjetividad está siempre ligada a una conciencia bien informada, por ende, con un conocimiento claro de lo que es la ley natural y la doctrina del Evangelio. Es esa conciencia iluminada la que dicta en su libertad lo que realmente se está llamado a hacer.

Lo anterior, según explicó monseñor Ezzati, es indispensable que se realice mediante el juicio que hay que establecer entre la libertad y la claridad doctrinal que uno tiene que tener. "Es el deber de cada católico iluminar su propia conciencia a la luz de la ley natural".

En cuanto a los candidatos presidenciales, el arzobispo de Santiago recalcó que quienes tienen la vocación de servir por medio de la política deben tener muy presente que el bien que hay que buscar es el bien común, por encima del individual o grupal. En este aspecto destacó que los obispos, unánimemente, han dicho que el bien que hay que buscar es el bien de Chile.

Sobre la relación con un próximo gobierno, el presidente del episcopado chileno aclaró que la Iglesia no tiene un papel político en el sentido partidista de esta palabra. "Nosotros pensamos que el bien de Chile debe ser buscado por cada uno de los candidatos y, desde nuestra identidad cristiana, nosotros siempre estamos dispuestos a colaborar con el bien común de todos los chilenos".

En cuanto a los temas de valores que forman parte de los programas de los candidatos presidenciales, monseñor dijo que éstos son más amplios que aquellos que se relacionan con la moral sexual de las personas. Señaló que el tema de la vivienda digna, de un sueldo que permita el desarrollo del trabajador y su familia, el acceso a la educación de calidad para todos, el tema de los adultos mayores, el tema de la familia, el matrimonio, son todos temas de valores. Por otra parte, afirmó que a lo largo de su historia la Iglesia se ha encontrado con movimientos adversos a lo que ella propone, pero que "seguiremos trabajando con la misma intensidad, la misma búsqueda de verdad y con inmenso amor al pueblo, sobre todo al pueblo más necesitado".

Finalmente, también tuvo palabras para abordar la situación de los funcionarios municipales, ante lo cual, aseveró que es un tema de mucha inquietud. Además, destacó que los temas laborales son aspectos que la Iglesia conoce bien porque ha tenido participación como facilitador del diálogo entre el gobierno y los trabajadores. Por lo mismo, dijo que cada uno de los obispos está profundamente comprometido con los problemas propios de sus diócesis.

En el marco de la 106ª Asamblea Plenaria de la CECh, que se celebra esta semana en Punta de Tralca, se han renovado el Comité Permanente y otros organismos del Episcopado.

El arzobispo de Santiago, Mons. Ricardo Ezzati Andrello, fue reelegido por un nuevo período de tres años como Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh). También fue reelegido el Vicepresidente, Mons. Alejandro Goic Karmelic, obispo de Rancagua.

Monseñor Ricardo Ezzati Chile

Monseñor Ricardo Ezzati Chile

Archivos de imagen relacionados

  • Monseñor Ricardo Ezzati Chile
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...