Los obispos de Aragón irán el 1 de septiembre al TSJA por el recorte en religión

Las seis diócesis aragonesas y la Asociación de profesores de religión presentarán un recurso porque en el currículo de primaria, aprobado hace una semana, la DGA recorta a la mitad el horario de la asignatura de religión

Los obispos aragoneses presentarán un recurso el uno de septiembreante Tribunal Superior de Justicia de Aragón para que suspenda elrecorte en el horario de religión en primaria, aprobado por el Gobierno Aragonés. Un recurso que también presentarán los profesores de esta asignatura, antes de que el curso empiece el día 8 de septiembre.

El portavoz del arzobispado de Zaragoza, José Antonio Calvo, explica que toman esta decisión tras aprobar el Gobierno de Lambán el currículo de primaria, donde la asignatura de religión pasa de una hora y media a la semana, a 45 minutos. Calvo explica que van a pedir medidas cautelarísimas a la justicia para que no se lleve a cabo este recorte, y dice que acuden a los tribunales «porque se atenta contra el derecho fundamental de los padres a escoger la enseñanza que consideran adecuada para sus hijos».

Calvo considera que «eliminar una opción legitima como la enseñanza de la religión supone menor libertad para la escuela, para la familia, para la sociedad y para los individuos». José Antonio Calvo ha recordado además que el Consejo Consultivo de Aragón se mostró contrario a este recorte en el horario de religión, y confía en que la justicia les de la razón, como ya ocurrió cuando la DGA recortó el tiempo de religión en secundaria y bachillerato.

La DGA no entiende la polémica

Desde el Gobierno Aragonés no opinan sobre el recurso judicial que van a llevar a cabo los obispos, pero explican que la religión tiene un horario similar en otras comunidades autónomas, e incluso en Ceuta y Melilla, que dependen del Ministerio de Educación. El director de planificación educativa de la DGA, Ricardo Almalé, recuerda además que cada colegio puede añadir si quiere, más tiempo a la religión,utilizando las opciones que se permiten en la autonomía que tienen los centros. Almalé dice «que en el proyecto educativo de cada centro se prioriza lo más importante, dentro de los margenes que tienen, y unos pueden dar importancia a la enseñanza al credo religioso, y otros al inglés o las matemáticas«

Ricardo Almalé no quiere valorar la decisión de los obispos, pero «currículos similares al de Aragón funcionan en otras comunidades, ypueden gustar más o menos, como otras cuestiones administrativas». El director de planificación educativa señala «que el debate es lícito, pero no tiene porqué polemizarse ni ponerse tanto el foco en este asunto».

Los padres divididos

Entre las asociaciones de padres y madres de alumnos, opiniones diferentes. FECAPA, la Federación que agrupa a las asociaciones católicas de madres y padres, cuestiona el recorte de horario en religión. El presidente de FECAPA, Miguel Angel García considera que se incumple la legislación vigente y recuerda que la justicia ya emitió un auto en junio que obligó al Gobierno Autonómico a incluir la religión en el horario lectivo de Bachillerato. García considera que «en el caso de primaria es más sangrante, porque la reducción del 50% va en contra de la equiparabilidad de la asignatura de religión con el resto». Y piensa que la DGA tenía que haber aprobado un curriculo que respetase la religión «para evitar que ese documento se ponga en cuestión en menos de dos semanas»

Sí que apoyan esta reducción de la religión desde FAPAR, la Federación de Asociaciones de madres y padres de la escuela publica. Su presidenta, Flor Miguel, dice que «siempre han apostado por la escuela laica, la religión tiene que estar fuera de los colegios, y por eso el departamento ha hecho bien adaptandose a lo mínimo que marca la norma»

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...