Los obispos culpan a los gobiernos de las «anomalías» con los profesores

Los obispos del Sur resaltan «la disminución de horas y la fragilidad laboral»

La CXII Asamblea de los Obispos del Sur de España, ha criticado las anomalías que se vienen produciendo en la impartición de la asignatura de religión, llegando a la conclusión de que dichas "anomalías" registradas al inicio del curso escolar, son causadas por las administraciones públicas"

En un comunicado, los obispos del sur se hicieron eco "de la especial preocupación" que hay "entre los padres de los alumnos y los profesores de Religión, por los problemas ocasionados al poner en marcha las clases".

Menos horas
Dichos problemas son a juicio de los obispos, "la drástica disminución de horas, la inestabilidad y la fragilidad laboral de los profesores, la confusión en los órganos de interlocución con incidencia en el proceso de matrícula de los alumnos, los criterios para el agrupamiento de alumnos y la falta de clarificación en la asignación de horas de clase".

Deterioro
Todo ello causado en buena medida -prosigue el comunicado- desde las administraciones públicas, deterioran el reconocimiento efectivo de la enseñanza religiosa escolar, con daño tanto para los alumnos como para los profesores", de ahí que "los obispos desean el diálogo necesario con la Administración para lograr con la mayor equidad posible el reconocimiento de los derechos de padres y alumnos, así como el aprecio y el justo tratamiento del profesorado de religión".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...