Los obispos conservadores se imponen a los aperturistas

El mensaje conciliador del presidente de la Conferencia Episcopal, (CEE), Ricardo Blázquez, no parece haber prosperado. Según el diario ABC, el documento de la Asamblea Extraordinaria de los obispos incluye la polémica concepción de la "unidad de España" como "bien moral", que Blázquez quería evitar. Ante las divisiones internas entre los obispos, el nuncio del Papa pidió que el debate político no rompa la unidad de la Iglesia.

A pesar de que el presidente de la Conferencia Episcopal Española, CEE, Ricardo Blázquez, inició las sesiones de la asamblea plenaria con mensajes conciliadores con el Gobierno y trascendió que no se tocaría el delicado tema de la “unidad nacional”, según la información de ABC la instrucción pastoral “sobre la situación religiosa, social, cultural y política” en nuestro país, prevé calificar la unidad de España como “bien moral”.

El borrador del documento no fue conocido hasta el martes por los obispos y comenzó a ser debatido esa misma tarde en sesión reservada de la asamblea. Varios obispos informaron a ABC de que “el trabajo está muy avanzado”, y todo apunta a que la instrucción pastoral definitiva “sea aprobada esta misma semana”.

El origen de la discordia
El documento tiene su origen en la Asamblea Extraordinaria de la CEE que tuvo lugar en junio y que sembró una clara línea divisoria entre los sectores más moderados y los más conservadores, al plantear la posibilidad de instaurar la unidad del país como uno de los principios de la Iglesia, defendida por Rouco Varela y Antonio Cañizares, arzobispos de Madrid y Toledo respectivamente.

Ni Blázquez ni el nuncio lo apoyan
Este borrador y sobre todo, la mención a la unidad de España no cuenta con el respaldo del presidente de la CEE y obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez. Tampoco lo apoya el nuncio del Papa, Manuel Monteiro de Castro, quien reclamó a los obispos que el debate político no rompa la unidad episcopal y de la Iglesia. Si se repite la división generada en junio, el valor del documento no alcanzaría la categoría de “magisterio auténtico” porque haría falta unanimidad en la votación o una mayoría de dos tercios, siempre que cuente con el reconocimiento de la Santa Sede.

Los contenidos del borrado
Según las fuentes de ABC, se tratará de “un texto moderado, no estridente”, en el que el debate sobre la unidad de España como bien moral se incluirá en un apartado dedicado a la reflexión sobre la realidad política en nuestro país. Se defenderá “el actual orden constitucional, surgido de la Transición”, se apoyará “el estado de las Autonomías y se reclamará “mayor solidaridad”.

El documento hablará de una “alarmante” ausencia de valores, alertará sobre “consecuencias desastrosas” en clonación y eutanasia y expondrá la preocupación sobre los “cambios” legislativos en familia y educación". Finalmente solicitará a los católicos su participación activa en la vida pública.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...