Los obispos animan a votar a los partidos que defienden la «libertad de educación»

Los prelados andaluces creen que la situación económica actual es «motivo de preocupación» y reclaman que se ponderen las políticas de inmigración Piden que se rechace a quienes quieran ampliar el aborto o los matrimonios gays

Los obispos andaluces entran en la campaña electoral con intención de orientar el voto de sus feligreses. Tras una reunión ayer en Córdoba, los prelados del sur de España dieron a conocer unas orientaciones pastorales sobre las próximas elecciones generales y autonómicas en Andalucía, recomendando a los votantes, entre otras cosas, que rechacen aquellos proyectos políticos que busquen ampliar el aborto o permitir la eutanasia. Igualmente a los que defienden el matrimonio basado en la unión hombre-mujer.

No es la primera vez que los prelados del sur de España tratan de orientar el voto ante unos comicios. Recientemente lo hicieron ante el referéndum del nuevo Estatuto andaluz en 2007 y las elecciones municipales del pasado mayo. En ambas ocasiones provocaron controversia sus observaciones que, sin mencionar siglas de ningún partido, critican, como en esta ocasión, políticas llevadas a cabo por los gobiernos socialistas.

En concreto, en la pastoral dada a conocer ayer, y según recoge Europa Press, los obispos reiteran sus críticas a la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Los obispos andaluces recuerdan que la Iglesia Católica defiende una «laicidad positiva, es decir, que garantice a todo ciudadano el derecho a vivir la propia religiosidad con una auténtica libertad, también en el ámbito público», de tal forma que «la laicidad positiva tiene una de sus expresiones más relevantes en las políticas que tutelan y promueven el ejercicio efectivo del derecho a la libertad de educación». En ese sentido, para los obispos es «especialmente preocupante» la introducción, como asignatura obligatoria, de Educación para la Ciudadanía, «cuyo objetivo es la formación de la conciencia moral de los alumnos», cuando resulta que «el Estado no puede suplantar a la sociedad como educador de la conciencia moral».

Ante esto, los obispos entienden que «la búsqueda honesta del sentido de la vida humana, de la recuperación del amor a la verdad y al bien, son factores esenciales en la construcción de una ciudad armoniosa, y no podemos olvidar que los problemas educativos en Andalucía, en general, inseparables por una parte de los problemas familiares, y por otra, de los problemas laborales, son especialmente graves y preocupantes».

Destino del mensaje

El mensaje de los obispos está destinado «a la comunidad católica y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad», a quienes animaron a «emitir el voto en conciencia y con sentido de responsabilidad», asegurando que, «en este marco, criterios decisivos para juzgar las diversas opciones políticas los constituyen la tutela de la vida desde su concepción hasta su fin natural, y el apoyo a la familia y al matrimonio basado en la unión entre el hombre y la mujer». De igual modo, a juicio de los obispos andaluces, «los proyectos, más o menos explícitos, de ampliar la ley del aborto o de abrir el camino a la eutanasia, deben ser claramente rechazados en el plano cultural y político».

Para los obispos, contrariamente a lo que sostiene el Gobierno y como sí afirma el PP, la coyuntura económica actual es también «motivo de preocupación», ya que «las dificultades por las que pasa el ramo de la construcción (…), hacen temer seriamente un gran incremento del paro, y especialmente entre la población inmigrante». Los obispos advierten del incremento de la delincuencia, la inseguridad y la corrupción por esta razón. Por ello, los obispos reclama a los pudientes que moderen sus salarios en favor de los menos ricos e igualmente sostienen que ahora «son precisas políticas de inmigración más ponderadas, por el bien de todos, también de los inmigrantes».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...