Los musulmanes piden en Roma poder rezar en la mezquita de Córdoba

La propuesta ha sido acogida por el Foro de Diálogo Interconfesional, reunido en el Vaticano. Lo cuenta Juan G. Bedoya en El Pais.(12-02-2004) El Vaticano escuchó y la decisión es posible.

Es la percepción de Mansur Escudero, presidente de la Junta Islámica española, que esta semana elevó al Consejo Vaticano para el Diálogo Interconfesional y a la Asociación Mundial Dawa Al-Islamiya una aspiración largamente soñada por los musulmanes: que la mezquita de Córdoba sea un centro de culto ecuménico, donde puedan rezar tanto los cristianos como los religiosos seguidores de Mahoma.

«Una propuesta ecuménica para la mezquita-catedral de Córdoba». Así se tituló la propuesta de Mansur Escudero, presidente de Junta Islámica y secretario general de la Comisión Islámica de España. Este dirigente musulmán, médico psiquiatra en Almodóvar del Río (Córdoba), asistió en Roma esta semana al Foro de Diálogo Interconfesional Islamo-Cristiano, que reunió al Consejo Vaticano para el Diálogo Interconfesional y la Sociedad Mundial Dawa Al-Islamiya.

El foro de encuentro y diálogo entre musulmanes y católicos escuchó la propuesta de Escudero el pasado lunes. «Nuestra apuesta en pro del diálogo y la buena voluntad entre creyentes en el Dios Único es decidida y sincera», dijo.

Los musulmanes españoles han buscado durante los últimos años diferentes vías de acercamiento y diálogo con la Iglesia católica para que ésta les permitiese orar en la mezquita cordobesa, hoy exclusivamente destinada al culto católico. Pero los sucesivos obispos siempre se opusieron, alguno de manera radical. La llegada a esta diócesis del ex portavoz de la Conferencia Episcopal Española y ex obispo auxiliar de Toledo, Juan José Asenjo, abre nuevas posibilidades de diálogo. En todo caso, los musulmanes, a través Escudero, confían en que Roma ayude en este entendimiento.

«Creemos que es el momento de ir más allá de las palabras y plantear acciones que reflejen, de forma inequívoca, la decidida voluntad por ambas partes por llegar al entendimiento, la aceptación mutua y la cooperación», afirma Escudero. «Considero que este es el foro más apropiado para plantear una propuesta que, por su elevado valor simbólico, serviría de referencia, ejemplo y estímulo para todos los hombres y mujeres comprometidos con el diálogo interconfesional», añade el dirigente musulmán español.

La propuesta elevada a Roma supone hacer de la mezquita-catedral de Córdoba un templo ecuménico, «un espacio abierto a la oración de cristianos y musulmanes, que testimonie el espíritu de encuentro y de adoración del Dios Único expresado en sus diferentes formas». Escudero creer que su iniciativa lograría «enviar al mundo un mensaje de concordia entre dos religiones que, desgraciadamente, han protagonizado enfrentamientos a lo largo de la historia».

Los musulmanes españoles consideran que Córdoba, a través de su ciudadanía y sus dirigentes políticos de diferentes ideologías, conscientes del valor cultural y patrimonial de la mezquita-catedral, «está manifestando su deseo de ofrecer al mundo este espacio arquitectónico como un símbolo de universalidad y de libertad de conciencia, seña positiva de identidad, espacio abierto a la adoración, lugar para el encuentro y la concordia».

El dirigente musulmán cree que la apuesta de Córdoba por convertirse en Capital Cultural del Mundo en el año 2016 avala su petición a las autoridades del Vaticano y de la Iglesia en España , al igual que la consideración por la UNESCO de la mezquita como monumento patrimonio de la humanidad. «El restablecimiento del carácter universal de la mezquita-catedral de Córdoba implicaría necesariamente un fuerte impulso internacional del diálogo interreligioso», concluye.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...