Los musulmanes no consentirán injurias al santo Corán

El presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani, condena la quema del sagrado Corán por fuerzas estadounidenses de la base aérea de Bagram bajo su control, este de Afganistán. "Las fuerzas que ocupan Afganistán, profanando el santo Corán, injurian de nuevo a mil millones de musulmanes, y para más inri, han masacrado a decenas de musulmanes afganos que se manifestaban en contra de tal violación", dice Ali Lariyani en un comunicado publicado hoy sábado. No es la primera vez que "pretendidos" y presuntuosos defensores de la libertad y de los derechos humanos atentan contra las creencias religiosas de millones de musulmanes y hacen gala, y en nuestra era, de su salvajismo y barbarie, añade el comunicado. Lariyani advierte a los ocupantes de que "el sagrado Corán es un tesoro único, invalorable, de toda la comunidad humana, y los musulmanes, de cualesquier doctrinas, jamás aceptarán la menor profanación y responderán contundentemente a aquellos que osen injuriar su libro divino". El vergonzante incidente, concluye el comunicado, hace imperativa la redacción de un documento condenatorio, que evite, a su vez, injurias del estilo contra este u otros libros divinos en la región o en el mundo. El lunes 20 de febrero, soldados estadounidenses de la base aérea de Bagram, Afganistán, quemaron ejemplares del sagrado Corán, desencadenando la ira del pueblo afgano y manifestaciones multitudinarias que se saldaron con decenas de muertos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...