Los musulmanes exigen una casilla en el impreso de la renta

La Federación de Entidades Islámicas pide el mismo trato que tiene la Iglesia católica

"Marque esta casilla si desea que se destine el 0,7 de la cuota íntegra del IRPF a la Comisión Islámica de España". Mas o menos así es la frase que la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI) quiere que aparezca en los formularios de la declaración de la renta del próximo año fiscal. Para ello, la FEERI va a pedir formalmente al Gobierno la inclusión en la declaración del IRPF de una casilla para que quienes lo deseen puedan financiar con sus impuestos las actividades islámicas en España. Así lo confirmó ayer Mohamed Kharchich, secretario de la FEERI, quien aseguró que la petición se hará en la primera reunión que su organización mantenga con el nuevo equipo de Gobierno.

"Estamos a la espera del nombramiento del nuevo director general de Asuntos Religiosos. Le pediremos la inclusión de una casilla islámica en la declaración de renta. Como la Iglesia católica. Es una petición prioritaria", dijo Kharchich, que aseguró que la FEERI pondrá sobre la mesa la necesidad de crear un centro de formación de imanes en España.

En su opinión, "que aquellos que quieran puedan contribuir con sus impuestos a financiar las actividades de la Comisión Islámica de España es una manera transparente y eficaz de conseguir fondos". Con esa financiación –avanzó Kharchich– "se podrán pagar los sueldos de los imanes, su formación, la construcción de nuevas mezquitas y las obras de mejora de los oratorios, actividades que en la actualidad nadie financia". De hecho, la mayoría de los imanes en España no disponen de contrato y su sueldo se suele pagar con la colecta que se realiza entre los fieles de su oratorio. "Pedimos lo mismo que la Iglesia católica", señaló el secretario de la FEERI.

De hecho, Iván Jiménez Aybar, un abogado experto en el estatuto de los colectivos islámicos en España, señaló que, desde un punto de vista normativo, la petición de la FEERI "es legítima". "Se ampara en la exigencia de que se aplique el principio de igualdad con la iglesia", añadió.

Fuentes del Gobierno aseguraron que no ven "a priori" ningún problema para que otras religiones con convenios con el Estado –es decir, judíos, musulmanes y protestantes– dispongan de su propia casilla en la declaración de la renta. "Se trata simplemente de aplicar el principio de igualdad. El problema se encuentra en que, como el colectivo musulmán no tiene una jerarquía, es complicado determinar quién debe recibir y gestionar esos fondos que se obtengan con la renta", señalaron las mismas fuentes, que explicaron que ya hubo reuniones con responsables del colectivo protestante sobre ese asunto.

CONFLICTO ENTRE ASOCIACIONES
Al margen de cuál vaya a ser la respuesta del Gobierno, la propuesta de la FEERI tiene su principal obstáculo en que difícilmente el Ejecutivo va a aprobar una medida fiscal que genere fondos para una entidad como la Comisión Islámica de España, que se encuentra en estado de parálisis por el enfrentamiento y la división entre las dos organizaciones que la forman: la FEERI y la Unión de Comunidades Islámicas de España.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...