Los musulmanes españoles apuestan por la unidad para negociar con el Estado

El islam español apuesta por una estructura democrática y por desligarse de la influencia de gobiernos extranjeros (Marruecos y Arabia Saudí). Después de meses de negociaciones, representantes de 800 de las 878 instituciones musulmanas registradas en el Ministerio de Justicia acordaron la creación del Consejo Islámico Español. Este organismo está llamado a dar voz a todas las corrientes del mundo musulmán en nuestro país y representará a la práctica totalidad del millón y medio de musulmanes que viven en España.
Con esta decisión, se rompe el bloqueo de su predecesora, la Comisión Islámica Española, donde desde hace un par de años estaban enfrentadas la mayoritaria Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide) y la minoritaria Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri). Esta última, copada por grupos cercanos a Marruecos, se oponía a la integración de nuevas entidades que han ido surgiendo a lo largo de los años. Ello provocó que el Gobierno paralizara las subvenciones a las instituciones islámicas, gestionadas a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia.
En el Consejo Islámico Español se aglutinan las entidades pertenecientes a Ucide, medio millar, así como otras 302 que han surgido tras los Acuerdos suscritos entre el Estado Español y la Comisión Islámica Española y que no han entrado a formar parte de dicha institución. Sólo quedan fuera unas 76 instituciones, que todavía permanecen bajo el paraguas de Feeri.
Tras la firma de los nuevos estatutos, que obligan a una gestión democrática, el Consejo Islámico Español iniciará los trámites para legalizarse. Después procederá a pedir la Justicia la extensión del Acuerdo de Cooperación de 1992 a la nueva entidad. No se trata, pues, de una reforma del acuerdo, sino del reconocimiento de derechos a las entidades legalmente registradas pero que, a causa del bloqueo, no formaban parte de ninguna de las dos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...