Los musulmanes, como los católicos, los judíos, los protestantes, los anglicanos, tendrán su cementerio en Quebec

El fracaso del proceso en St Apollinaire representó un momento muy triste para nosotros como musulmanes y para muchos quebequenses que quieren que Quebec sea una sociedad abierta, democrática y libre para todos los ciudadanos.

La ciudad de Quebec anunció la semana pasada que aceptó una oferta presentada por el Centro Cultural Islámico de Quebec (CCIQ), para adquirir un terreno municipal que permitirá ubicar el cementerio para la comunidad musulmana.

Todo empezó en la municipalidad de Saint-Apollinaire, en Quebec, cuando 36 ciudadanos ejercieron su derecho al voto.  No habrá cementerio musulmán, se decretó.

19 ciudadanos se pronunciaron en contra del proyecto, 16 a favor, y un voto fue rechazado.

El debate sobre la identidad dividió a la población de Saint-Apollinaire durante varias semanas.

Pero en realidad la controversia comenzó el pasado invierno, cuando el alcalde de Saint-Apollinaire, Bernard Ouellet, permitió a los musulmanes seguir adelante con un proyecto de cementerio unas pocas semanas después del ataque que mató a seis personas en la gran mezquita de Quebec.

El objetivo era construir un cementerio musulmán en una parcela de 60.000 pies cuadrados en el parque industrial de Saint-Apollinaire.

¿Por qué un cementerio en Quebec?

Por una sencilla razón: los musulmanes que morían en la ciudad de Quebec debían ser enterrados en un cementerio musulmán en Montreal.

La distancia en auto desde un lugar al otro necesita de unas 3 horas. Eso si se fallece en verano.

Sobre esta decisión de la municipalidad de Quebec pudimos conversar con el Imam Hassan Guillet, una persona que se destacó públicamente, luego del atentado en la mezquita, por sus llamados a los ciudadanos de este país a no permitir que una minoría racista hable en nombre de la gran mayoría de quebequenses y canadienses solidarios y abiertos al otro.

“Yo siempre digo que hay una mayoría silenciosa. Solo una muy pequeña minoría es racista. Pero la gente cree que esta minoría habla en nombre de Quebec. Por eso les digo a los quebequenses. Miren, la minora ruidosa, racista, no refleja el Quebec. La mayoría silenciosa debe manifestare públicamente para que el mundo internacional conozca al verdadero Quebec”.

Quebec en el mundo árabe internacional

“Hay árabes y árabes. Hay árabes que no leen ni escuchan las noticias. Hay otros que sí.  Hay algunos que piensan que Quebec es como Europa. Yo escribo y hablo con mucha gente, y dicen no, no  somos como Europa ni queremos serlo. Europa tiene una historia colonialista. Quebec no la tiene. Canadá no tiene una historia colonialista. En segundo lugar, Canadá es un país de inmigrantes. Es una sociedad abierta y multinacional. Por eso no podemos ser como los europeos”.

La Europa antiinmigrantes

“En Europa lo que llaman el terrorismo islámico no es verdad. Es un terrorismo europeo. Los que cometen actos terroristas nacieron en Europa. Lo que pasa es que Europa no han integrado a los que vienen de afuera. Y esa gente vive como extranjera incluso después de la tercera generación. Los musulmanes son tratados como enemigos. Entonces una acción provoca una reacción. Los jóvenes musulmanes nacidos en Europa, de padres nacidos en Europa, consideran también a la sociedad como enemiga. No es el caso en Quebec”.

El pedido del Imam

“Le pido a todos nuestros hermanos canadienses, musulmanes o no, católicos, judíos, protestantes, hindúes, budistas, que trabajemos juntos, para que el país pertenezca a todos los que viven aquí. Porque si hay un sector de la sociedad que considera a la sociedad como enemiga, la va a tratar como tal. Y eso no es beneficioso para nosotros, en tanto que ciudadanos. Debemos trabajar jun tos”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...