Los musulmanes, a gusto con España. Según el Estudio demoscópico 2008

La mayoría de los inmigrantes musulmanes que viven en España dicen sentirse adaptados a la vida en nuestro país y no perciben que existan obstáculos para la práctica de su religión. Además, valoran de forma muy positiva tanto a la sociedad española como a su sistema político, y expresan un alto grado de confianza en los principales grupos e instituciones sociales.

Son las conclusiones más destacadas del Estudio sobre la Comunidad Inmigrante Musulmana 2008, realizado por  la empresa Metroscopia para los ministerios de Justicia, Interior y Trabajo e Inmigración. El informe, que se realiza por tercer año consecutivo, tiene el objetivo de reflejar el grado de integración en España de este colectivo. En esta ocasión se han entrevistado 2.000 personas procedentes de Marruecos (57 %), Senegal (13 %), Pakistán (11 %) y Argelia (5 %), y en proporción menor al 5 %, Bangladesh, Gambia, Mali, Mauritania y Nigeria.

Según el estudio, la comunidad musulmana en España tiene un perfil marcadamente masculino (un 77%) y joven (el 92% no supera los 45 años). La mayoría declara que la religión es importante en su vida, pero entiende y practica un Islam tolerante y abierto y no cree que ninguna religión sea superior a otra.

Iguales ante la Sanidad

El informe pone de manifiesto que el 81 % de quienes integran la comunidad musulmana inmigrante en España considera que el sistema de sanidad pública es de calidad y abierto a todos por igual. Además, el 79 % cree que la Constitución española protege la libertad de expresión, reunión y asociación con independencia de la nacionalidad, sexo, raza y religión. Un 58 % considera que el Parlamento refleja y representa la voluntad popular y el 79 % asegura que en España las mujeres tienen las mismas posibilidades de participar en la actividad y en los cargos públicos que los hombres.

En cuanto a las instituciones más valoradas (de 0 a 10) destacan las ONGs (7), la Corona (7), el Parlamento español (6,9), el Sistema Judicial, (6,7), la Unión Europea (6,5), la policía española (6,2), la Liga Árabe (6,2)  y Naciones Unidas (5,9).

Alto grado de religiosidad

La encuesta también aborda el grado de religiosidad de este colectivo; así de 0 a 10, la comunidad inmigrante de religión musulmana se sitúa, en conjunto, en una media de 7,7 (más de ocho décimas superior al registrado en 2006). Esto se traduce en que el 60 % de los entrevistados afirma ir al menos una vez a la semana a la mezquita, el 20%  va como mucho una vez al mes y el 17 % asegura no ir nunca. Sólo un 17 % dice encontrarse con obstáculos en España para practicar su religión, frente al 80 % que dice no encontrar obstáculo alguno.

Un 31 % de la comunidad inmigrante musulmana afincada en España  afirma que existe rechazo o recelo respecto a la religión musulmana, si bien consideran que es menor que el que se produce en Europa o el mundo en general. Entre este colectivo, es prácticamente unánime la idea de que resulta perfectamente compatible la fe islámica con la democracia, con la identidad española y con la laicidad del Estado. Además, el 90 % considera que nunca se debe utilizar la violencia para defender o difundir las creencias religiosas.

También, de forma mayoritaria, consideran que las tres religiones monoteístas (judaísmo, cristianismo e Islam) son igualmente respetables y ninguna puede considerarse superior a las demás.

Adaptación a las costumbres españolas

El estudio revela que el 76 % asegura encontrarse a gusto en España, porcentaje similar a los dos estudios anteriores. Los dos motivos principales aducidos por quienes dicen sentirse regular, poco o nada a gusto en España coinciden con los expresados en años anteriores: la falta de trabajo (56 %) y la añoranza por la familia y los amigos (30 %). Es reseñable como las menciones del paro han sufrido un incremento significativo desde la primera oleada del estudio realizada en 2006 (21 %).

En cuanto a su adaptación a las costumbres españoles, el 86 % de los inmigrantes dice estar adaptado a los usos españoles, el 46 % dice entender, hablar y leer el español sin problemas, frente al 54 % que asegura tener algún tipo de limitación.

Además, el 57 %, (cuatro puntos menos que hace un año) de los inmigrantes musulmanes que reside en nuestro país considera que las expectativas que tenían antes de venir a España  se han cumplido en su totalidad o bastante, frente al 41 % (seis puntos más que en el estudio de 2007) para quienes se ha cumplido en una pequeña parte o no se ha cumplido en absoluto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...