Los mormones «rastrean» los datos de la población de la capital desde 1836

Han solicitado el padrón de 1956 a 1974, lo que vulnera la ley de archivos y de patrimonio documental

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida popularmente como Iglesia Mormona, anda interesada desde el año 2007 en los archivos históricos de Granada. Los miembros de esta congregación religiosa cristiana restaurada a través de Joseph Smith en Nueva York en el año 1830, tienen un desorbitado interés por rastrear sus árboles genealógicos y, con esta misión, firmaron hace siete años un convenio con el Ayuntamiento de Granada que les permitía hacer copias digitales del padrón de la ciudad hasta 1955, del registro de nacimientos, matrimonios y defunciones desde 1837 hasta 1870, del registro de cadáveres de 1855 a 1955 o, la información más antigua: las actas de comisión de milicias de 1836.

A cambio de estos documentos, el Ayuntamiento de Granada le hizo firmar a la congregación un convenio por el que este grupo religioso se comprometía a hacer copias digitales de documentos históricos como la serie de actas capitulares y los libros copiadores de Reales Cédulas y Reales Provisiones. Tan en serio se tomaron el trabajo que se han llegado a digitalizar miles de documentos.

Su afán por buscar información les ha llevado a pedirle al Ayuntamiento más y más datos. Esta vez: el censo de población de Granada de 1897 y 1898, el padrón de habitantes de 1956 a 1974 y las copias de los libros de sepelio del cementerio de 1850 a 1887. Y en la segunda de las peticiones es donde ha surgido el problema que ayer se debatió en la junta de gobierno local del Consistorio.

La Ley de Archivos y el artículo 85 del reglamento del sistema andaluz de archivos aprobado por decreto 97/2000 sobre límites al derecho de consulta establecen como fecha límite de consulta el año 1955 y la congregación ha pedido datos de 1974.

El convenio firmado en 2007 entre el Ayuntamiento y los mormones dice que "siempre que sea sin ánimo de lucro, la fundación podrá distribuir, exhibir, utilizar y autorizar el uso de estas copias digitales mediante cualquier tipo de tecnología y medio conocido".

Esta adenda choca con la ley 7/2011 de archivos y patrimonio documental de Andalucía que establece en virtud de la protección de datos que hasta que no pasen 50 años de la creación del expediente o 25 desde el fallecimiento de la persona cuyos datos están registrados, estos no podrán ser públicos. El portavoz de IU en el Ayuntamiento, Francisco Puentedura, expuso ayer sus dudas a esta adenda, especialmente por la posibilidad de hacer copias digitales del padrón hasta 1974. "El convenio autoriza la divulgación y difusión de estas copias y no creemos que sea lo más adecuado que los datos personales de miles de granadinos estén a libre disposición de esta fundación, más aún cuando se desconoce qué uso van a hacer de estos datos", expuso Puentedura. De ahí que el Ayuntamiento retirara el punto para volver a redactar la adenda.

Archivos de imagen relacionados

  • Ayuntamiento Granada
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...