Los monjes budistas evitan que las cenizas de Hillary descansen en el Everest

Lo consideran un presagio de mala fortuna. El alpinista quería que parte de sus cenizas descansaran en la cima.

La expedición de sherpas encargada de esparcir en la cima del Everest las cenizas del primer hombre que escaló la montaña más alta del mundo, Sir Edmund Hillary, ha sido cancelada después de que monjes budistas lo desaconsejaran por motivos religiosos.

Un organizador de la abortada expedición, Dawa Steven Sherpa, explicó hoy a Efe por teléfono que los monjes consideran que traería mala suerte depositar las cenizas del célebre montañero en la cima del Everest, considerada como la Diosa Madre de la Tierra por los budistas.

Se había planeado que Apa Sherpa, de 50 años, que se dispone a realizar la ascensión por vigésima vez, fuera el encargado de llevar las cenizas de Edmund hasta el techo del mundo, situado a 8.848 metros de altitud.

Fallecido en Nueva Zelanda en 2008, Hillary protagonizó la legendaria hazaña de hollar por primera vez el Everest en 1953.

Su muerte fue recibida con dolor en Nepal y el alpinista quería que una parte de sus cenizas descansaran en la cima de la montaña más conocida del Himalaya.

El plan ahora es depositar sus restos en la aldea de Khumjung, situada en las faldas del Everest, según la fuente consultada por Efe.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...