Los maestros de Religión exigen contratos indefinidos a Educació

Los profesores se niegan a firmar un acuerdo temporal

Gran parte de los profesores de Religión de Catalunya rechazan firmar un contrato temporal propuesto por Educació. La Federació d'Ensenyants de Religió de Catalunya (FERC) exige al departamento que reconozca su situación laboral a tiempo "indefinido", "como se desprende de la ley orgánica de educación (LOE)". La conselleria dice que en esta norma no se indica tal disposición y que para que estos docentes pasen a ser indefinidos sería necesaria una convocatoria pública de exámenes.

Educació ha dado de plazo a los profesores hasta el 8 de septiembre, como se indica en una carta que les ha remitido. Según los requisitos o el tiempo que se lleva ejerciendo, el contrato puede ser de tres tipos, en dos de los cuales la Generalitat garantiza "hasta el 31 de agosto del 2009 un contrato laboral anual" que deberá firmarse cada temporada.

La FERC, que representa al 90% de los 900 maestros de la asignatura, les envió una carta en la que se les insta a "no firmar" y se les convoca a una asamblea el 7 de septiembre. La razón la expone su presidente, Bernat Villaronga: "El 21 de marzo firmamos con Educació un pacto de continuidad que garantizaba a los profesores una estabilidad de tres años, pero quedó claro que si la LOE mejoraba la situación el acuerdo sería papel mojado". Según Villaronga, de la adicional tercera de la ley se desprende que estos docentes deben pasar a tiempo indefinido, "ya que indica que hay aplicar el Estatuto de los Trabajadores, lo que llevaría a ponerlos en plantilla, porque la LOE señala que se les debe renovar automáticamente cada año".

PRESIONES ECLESIÁSTICAS
Educació recurre al mismo punto de la LOE e indica que especifica que "la determinación del contrato, a tiempo completo o parcial según las necesidades de los centros, corresponderá a las administraciones competentes". Según la FERC, ayer, más del 80% del profesorado no había firmado. Educació, en cambio, aseguró que en las comarcas barcelonesas, por ejemplo, habían aceptado el acuerdo 97 de 165 afectados.

Pese a la posición de la conselleria, la FERC aduce un documento enviado por la UE el 31 de mayo al Gobierno español en que le instaba a resolver la situación en dos meses, "Pero ha hecho oídos sordos", según Villaronga. En su opinión, la Iglesia está presionando a las administraciones: "Los obispos no quieren que nadie tenga su sitio asegurado para hacer y deshacer a su antojo".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...