Los Legionarios y Regulares rinden honores a la Inmaculada Concepción en Melilla

Un año más el Grupo de Regulares de Melilla número 52 y el Tercio ‘Gran Capitán I’ de la Legión realizaron la parada militar para rendir honores a la Patrona de la Infantería, la Inmaculada Concepción.

Con gran respeto y bajo una programación bien marcada, tanto regulares como legionarios ingresaron a las 12:15 horas en la Plaza del acuartelamiento ‘Millán Astray’ para dar inicio la parada militar. La escuadra y llamada a banda ocuparon su puesto en formación. Hubo silencio entre los presentes, solo se escuchaba la música.

Posteriormente y con los máximos honores fue incorporada la enseña nacional, mientras sonaba el himno de España. Con la presencia del Comandante General de Melilla, José Miguel de los Santos, quien pasó revista a las formaciones inició formalmente el acto en honor a la Inmaculada Concepción.

La lectura de la efeméride sobre el ‘Milagro de Empel’ explica cómo se propagó en los Tercios españoles la devoción a la Inmaculada Concepción. “A solicitud del Inspector del Arma, tomaría rango oficial al ser declarada Patrona de Infantería por una Real Orden de la Reina Regente doña María Cristina de Habsburgo, de fecha 12 de noviembre de 1892”.

La orden del Ministerio de la Guerra, lo consideraba “conveniente para mantener vivo el sentimiento religioso en los diferentes Cuerpos y dependencias del Arma de Infantería y estrechar los vínculos morales que unen a sus individuos”.

Posteriormente fueron impuestas las condecoraciones. El Comandante General de Melilla, José Miguel de los Santos; la delegada del Gobierno, Sabrina Moh; la vicepresidenta del Ejecutivo local, Gloria Rojas y demás autoridades militares fueron los encargados de imponer las condecoraciones. Fueron cuatro de la Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; una de la Cruz de Oro a la Constancia en el servicio; otra Cruz de Plata a la constancia en el servicio; 15 cruces de bronce a la constancia en el servicio y 20 cruces al mérito militar con distintivo blanco.

El general 2º jefe de la Comgemel, Ángel González del Alba, hizo una alocución en la que destacó el valor de ser combatientes y luchar en vanguardia.

Recordó a aquellos que les precedieron e “hicieron grande a España”, y se presentaron ante los presentes los infantes de Melilla luciendo sus mejores galas en honor a la Patrona, la Inmaculada Concepción.

Este domingo, “forman otra vez codo con codo, como en tantas ocasiones en el cuartel o en el combate, Regulares y Legionarios, Legionarios y Regulares (…) dos unidades legendarias y centenarias con origen africano con carácter expedicionario”.

Indicó que son “combatientes, porque luchamos en vanguardia”, por lo que instó a prepararse diariamente para las misiones que estén por venir.

Minutos después se hizo el acto homenaje a los que dieron su vida por España. Una ofrenda fue colocada a los pies del Cristo y frente a la imagen de la Inmaculada Concepción. Fue un momento que emocionó a los presentes por el sentir y el respeto con el que se llevó a cabo.

Poco después, al unísono y con una fuerza que sobrecogía, tanto regulares como legionarios cantaron el himno de Infantería.

El acto fue culminando con la despedida de la bandera nacional y posterior dislocación de las unidades para ir al desfile.

Durante el acto se escuchó con fuerza en dos ocasiones el “¡Viva España!” y “¡Viva el Rey!”.

Este domingo sirvió para que los Regulares y Legionarios rindieran honores a la Patrona de Infantería y a la patrona de España.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...