Los Legionarios de Cristo están en las élites en España

Sanjuana Martínez es periodista freelance amenazada de muerte y despedida de una revista mexicana que se dice de izquierdas, por investigar la pederastia clerical. Tiene mucho que contar sobre los Legionarios de Cristo, una de las congregaciones más poderosas e influyentes dentro de la Iglesia católica y fuera de ella.

Sanjuana Martínez es periodista freelance, nacida en Monterrey (México) y ganadora del Premio Ortega y Gasset de periodismo en 2008. Colabora con La Jornada de México. Entre otras cosas. Quienes conocen su trayectoria la definen como periodista de investigación experta en derechos humanos, inmigración y género. Pero su vida viene marcada estos últimos años por la pederastia clerical. Hasta el punto de recibir amenazas de muerte y perder su empleo en una revista mexicana que se dice de izquierdas.

No buscaba el tema, sino que éste la encontró. Hace seis años, investigaba sobre inmigración irregular en la frontera con Estados Unidos y dio con los abusos que sacerdotes católicos infligían a niños y niñas. Lo recogió, entre otros, en el libro ‘Prueba de Fe’ (Planeta, 2007). Pero no acaba ahí. Tiene mucho que contar sobre pederastia y los Legionarios de Cristo, una de las congregaciones más poderosas e influyentes dentro de la Iglesia católica y fuera de ella.

Hablamos con ella aprovechando su reciente participación en la Semana Negra de Gijón. Afirma Martínez que con las denuncias sobre pederastia dentro de la Iglesia que están aflorando “se tambalea por primera vez uno de los grandes imperios de la civilización actual, y todo ello por unos delitos que se han cometido por los siglos de los siglos y que ahora salen a la luz gracias al valor de las víctimas para exigir justicia y reparación”. Sanjuana Martínez es más que directa y habla de “delitos sistemáticos y continuados cometidos a lo largo y ancho del mundo”. Entre los perpetradores “hay un personaje paradigmático, Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo. Orden surgida en Monterrey (México) e implantada en España, donde cuenta entre sus seguidores a Ana Botella o los exministros del Partido Popular José María Michavila y Ángel Acebes.

¿Quién es Marcial Maciel?

Primero de todo, cómo me alegro de que se hable de los Legionarios, ya era hora. Porque los Legionarios tienen mucha influencia en las élites españolas. Maciel es un personaje de terror, hablamos de la perversidad más grande. En cuanto funda la orden en 1946 forma una especie de harén y empieza a abusar sistemáticamente desde el principio. Le gustaban rubios y blanquitos. Les hacía ir a su habitación y les decía que tenía permiso del Papa para que le dieran masajes. Esas víctimas eran demasiado pequeñas para entender qué sucedía. Les decía que el Papa le daba permiso para que lo masturbaran. Algunas de las víctimas fueron violadas a partir de los ocho años y de manera sistemática durante diez o quince años. Era morfinómano y eran testigos de cómo se inyectaba.

Esos niños lo denunciaron años después ante el Vaticano, que los ignoró y permitió seguir la carrera meteórica y multimillonaria de Maciel, gracias al poder que iba adquiriendo con las élites en México y España. Maciel llegó a Monterrey, México, donde estaba el dinero y la oligarquía, y les prometió una parcela en el cielo a cambio de su dinero, que usó como quiso. Ahora ese dinero está en paraísos fiscales, práctica habitual del Vaticano. Se calcula que la Legión tiene cuatrocientos mil millones de dólares. Hace un año conocí a los hijos de Maciel. Porque además de morfinómano y pederasta tenía hijos carnales. El mayor me confesó que abusó de él desde los siete a los once años.

La faceta más oscura de Maciel ha salido a la luz, pero aún queda por investigar qué hizo con las grandes cantidades dinero que durante años le dieron familias oligárquicas de México y España. Con esto construyó un imperio educativo de 200 escuelas privadas y 20 universidades, consiguió implantar un nuevo modelo educativo de evangelización ultraconservadora que tras 50 años está muy implantado en México y que padecemos, tras la idea que tuvo Juan Pablo II de utilizar a los Legionarios para desplazar a la Teología de la liberación e implantar su modelo ultraconservador. Maciel murió hace dos años y nunca fue juzgado por sus crímenes.

¿Por qué el Vaticano sabiéndolo, no hizo nada?

Juan Pablo II fue el gran protector de Marcial Maciel , que siempre llevó grandes cantidades al Vaticano y el Papa prefirió admitir ese camino de abuso en lugar de apartarlo y someterlo al estado laical como hizo Benedicto XVI. Las primeras denuncias por abusos sexuales se dieron en los 50 pero el Vaticano las ignoró. Realizó una investigación superficial y las segundas denuncias llegaron en los 80. En ese momento Maciel tenía una posición de poder en el Vaticano y le bastó entregar sobres con dinero a la Secretaría de Estado o la Congregación para la Doctrina de la Fe, que estaba dirigida por el actual Papa. Con ese dinero dedicado a realizar las obras más pías logró mantenerse.

¿Cuál es la importancia e influencia de los Legionarios?

Tienen un plan muy bien estructurado a nivel educativo. Su objetivo principal es expandir su propio modelo conservador a las élites dominantes de los países, tanto de México, USA o España. Y lo han logrado. La implantación de este modelo educativo ha producido generaciones que hoy en día dominan México. Es un modelo centrado en los valores más tradicionales familiares y en la inequidad de la distribución de la riqueza. A pesar de que el modelo legionario insta a hacer buenas obras de caridad con los pobres, su objetivo final es ir reclutando adeptos más y menos influyente, para aumentar sus huestes. Así ha desplazado a los jesuitas en Latinoamérica.

Además, desde el Vaticano se apoya a los Legionarios como estrategia para neutralizar a la Teología de la liberación en Latinoamérica

Exacto. Wojtyla se obsesionó con los teólogos de la liberación. Su papado se caracteriza por la persecución contra ellos. Insistía en que todos ellos eran marxistas y que esto estaba en contra del catolicismo. No le gustó que buscaran la liberación de los pobres en América Latina. Y la fórmula que encontró fue apoyando a los Legionarios. No sólo para desplazar a los jesuitas del entorno educativo, que controlaban de manera exitosa. Además, estaban muy lejos de los Legionarios y otros grupos conservadores desde la óptica del cristianismo. Cuando empezó a sentirse la fuerza e influencia que la teología de la liberación iba tomando a nivel social y político en México y Centroamérica, Juan Pablo II vio en el modelo implantado por Maciel una gran oportunidad como arma para desplazar a la teología. La desactivó, fue removiendo curas, castigándolos. Ahí está el caso de Leonardo Boff, que tuvo que colgar los hábitos por la presión. Juan Pablo II arrasó con los aires de progreso que había traído Juan XXIII, y los Legionarios fueron pieza clave.

Ahora los Legionarios están en las élites. ¿Dónde los encontramos?

En México tenemos un modelo educativo implantado hace 50 años y que lleva dos décadas dando frutos. Están en la oligarquía mexicana. Empezando por el hombre más rico del mundo, Carlos Slim, que es mexicano y legionario. Las elites mexicanas y españolas siguen aportando dinero a pesar de que hoy el Vaticano ha denostado a Maciel. Tienen el dinero repartido en paraísos fiscales y miles de propiedades distribuidas por el mundo.

¿Qué ha hecho el Vaticano para investigar a los Legionarios?

Destituye a Corcuera e impone a un experto en finanzas. Este tiene la misión de recoger todo el dinero, analizar las finanzas. Pero dudo que lo restituyan a las víctimas. El Vaticano pretende quedarse con el botín legionario y tal vez desaparecer la orden. Oficialmente dicen que la van a refundar para que no cunda el pánico, puesto que hablamos de miles de seguidores. Pero el modelo implantado por Maciel a sus sacerdotes, casi mil, es muy fuerte. Ves a uno y estás viendo a Marcial Maciel. ¡Son iguales! ¿Cómo renegar de su fundador? Lo más sano sería que lo desaparecieran.

¿Es una secta?

La definición se adapta perfectamente a su realidad de funcionamiento. Las familias entregan a sus hijos e hijas, los niños y niñas no tienen derecho a comunicarse con sus familias. El hijo o hija cede su patrimonio a la Legión, el lavado de cerebro es absoluto. He entrevistado a muchos padres que cuentan cómo la Legión les robó. Maciel es la figura predominante y el hombre que está incluso por encima de Dios; le llamaban mon père, nuestro padre.

¿Esta manipulación funciona también entre las élites formadas?

Sí, porque están ávidas de limpiar su conciencia y por eso dan dinero a la Legión. Aceptan el fanatismo como una defensa de los valores más tradicionales de la familia. Maciel celebraba sus bautismos, bodas, los llevaba al Vaticano etc. Había todo un culto a su personalidad.

¿Qué opinas de las investigaciones impulsadas por Benedicto XVI? Ha nombrado cinco emisarios, entre ellos Blázquez, antiguo obispo de Bilbao

Está obligado a hacerlo porque el coste es muy alto. El Vaticano vive su peor crisis en la historia reciente, tanto que ellos pueden caer. Maciel es el gran paradigma de la pederastia clerical. Han de hacer público el caso Legionario y mostrase muy estrictos. Por eso estos cinco visitadores que investigaron. Para mostrar que va a hacer justicia. Pero Maciel murió impune sin ser juzgado por la justicia, sin ser investigado. Ni siquiera le aplicaron el derecho canónico. Ahora intenta dar una imagen

¿Qué pasará con los sacerdotes?

Los mil sacerdotes serían reducidos al estado laical , ya no lo son. Igual las monjas, que son como esclavas.

¿Y los colegios y universidades?

El modelo educativo no lo quiere tocar nadie. Es el modelo neoconservador de Ratzinger y lo quieren obviar. Nadie lo menciona y es un semillero de más legionarios.

Desaparece la orden pero siguen impartiendo la doctrina

Exacto. Han quitado las fotos y los libros de Maciel. Han retirado su visión de la educación, pero es mentira. El espíritu de Maciel sigue ahí, forma parte de la escuela legionaria y siempre lo hará.

¿Cuáles son los centros en España?

Hay varios colegios y está la Universidad Francisco de Vitoria. En México dirigen la Universidad de Anagua, una de las más influyentes y donde se educan las élites

Has trabajado durante mucho tiempo la pederastia clerical. ¿Nuevos proyectos?

Ahora quiero cambiar pero ¡el tema me persigue! Estoy investigando la violencia del narco, para darle un poco de relax a mi vida. También investigo la trata de personas y de niñas y niños. En México desaparecen al año cien mil niñas y niños, la mayoría para adopciones ilegales, tráfico de órganos y explotación laboral. Hay muchos temas que requieren de investigación.

*Entrevista publicada en la revista Hika y cedida generosamente a Pikara Magazine

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...