Los judíos de España denuncian un «creciente antisemitismo»

Critican que se ha pasado del antisemitismo «de prejuicios» al de «los actos» Se escuda en las críticas contra el Estado de Israel y su política

"Hay un incremento del antisemitismo relativamente importante en España". Lo dice el presidente de la Federación judía española, Jacobo Israel. Y concreta su denuncia. Porque, a su juicio, esta "involución peligrosa hacia el antisemitismo" se da en la sociedad española en general y, en los católicos, en particular. Un antisemitismo que, además, ha pasado de las simples palabras a los hechos.

Este incremento del antisemitismo se escuda, en la mayoría de los casos, en las críticas contra el Estado de Israel y su política. El rabino español asegura que "ése no es el tema" y que "al socaire del ataque a Israel se ataca al judaísmo".

Además, le preocupa especialmente el que ese antisemitismo difuso, desde hace siglos en la cultura española y que, hasta ahora, "era de prejuicios, es decir verbalizado, haya pasado a los actos". Y cita varios ejemplos. Como las injurias que recibieron en la Universidad, los dos ataques contra sinagogas de Barcelona o la proliferación de viñetas y de artículos antisemitas en la prensa española.

Año judío 5.670

Jacobo Israel, que se reunió con los periodistas con motivo del Año Nuevo Judío que, para ellos, será el 5.670, también incidió en las raíces católicas del antisemitismo. "Decirnos que somos el pueblo que matamos a Cristo es como decirles a los españoles que son el pueblo que mató a García Lorca. Pero esta estupidez repetida durante siglos deja poso".

Recuerda que "el antisemitismo es de origen cristiano" por la separación traumática entre la sinagoga y la Iglesia y reconoce que "todavía queda antisemitismo en el catolicismo popular español". No así, entre la cúpula eclesial. Tanto española como romana.

Jacobo Israel alaba en concreto a los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II por haberse "acercado al judaísmo" y, aunque se muestra menos entusiasta con el Papa Ratzinger, dice que no cree que Benedicto XVI "sea un Papa contrario al acercamiento al judaísmo", aunque sea un "Papa más teólogo y menos mediático que Juan Pablo II".

En cuanto a la jerarquía católica española, el rabino asegura que mantienen "relaciones muy correctas" con ella, aunque distantes. A su juicio, "el problema principal de los obispos es su pérdida de poder político. Las minorías, en cambio, le preocupan poco". Y menos, la judía. "Porque nosotros no somos proselitistas ni buscamos conversos".

En cambio, los judíos mantienen unas relaciones mucho más fluidas con las demás minorías religiosas. "Relaciones excelentes con los protestantes", por ejemplo. Y también, con los musulmanes, a pesar de ciertos brotes de antisemitismo también entre ellos. "Entre el Islam y el judaísmo existe una profunda identidad teológica en cuanto a la concepción de la divinidad. A nosotros, el Islam no nos considera idólatras, a diferencia de los cristianos".

Una nueva ley de libertad religiosa consensuada

El presidente de la Federación judía se muestra ferviente partidario de la nueva ley de libertad religiosa. Asegura que "el Gobierno tiene interés en sacarla adelante y la va a sacar". Por eso, pide que la nueva ley "busque un amplio consenso, para que dure al menos tanto tiempo como la de 1980 o, mejor, como la francesa, que ya tiene un siglo".

También esperan los judíos que la nueva ley "sea amplia y no necesite demasiados reglamentos", "que tenga en cuenta las especificidades de cada una de las religiones y que obligue a todos los estamentos del Estado, comunidades y ayuntamientos incluidos".

Los judíos quieren, asimismo, que la nueva ley de libertad religiosa contemple "la objeción de conciencia y la apostasía, es decir el derecho a entrar y salir de una religión".

Con todo y a pesar de haber sido consultados por la Dirección General de Confesiones religiosas, los judíos dicen que "las religiones minoritarias albergan cierto temor a que la nueva ley no alcance el consenso necesario para que perdure en la lógica alternancia política democrática". Es decir, que el PP la pueda tumbar, si llega al poder

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...