Los jóvenes adultos españoles de entre 16 y 29 años han dejado de ser católicos

Un estudio de dos instituciones católicas, de Francia e Inglaterra, muestra que los jóvenes de 12 países europeos, entre ellos los españoles, declaran mayoritariamente no tener religión alguna
Solamente el 37% de los jóvenes españoles se declara católico, pero de ese porcentaje sólo uno de cada 10 cumple con el precepto de la asistencia semanal a misa, y 4 de cada 10 declarados católicos no pisa nunca una iglesia

Un estudio realizado por el Instituto Católico de Paris y la universidad católica St Mary’s de Twickenham sobre la actitud religiosa de los jóvenes adultos (entre 16 y 29 años) en 21 países europeos, además de Israel, resulta demoledor para las aspiraciones de la jerarquía católica, con un descenso generalizado de la afiliación y la práctica religiosa. El estudio, también en francés,  es una de las fuentes de información para el Sínodo de los obispos sobre los jóvenes que tendrá lugar en Roma este año.

Una mayoría de los jóvenes europeos de entre 16 y 29 años declara en 12 de estos países no tener religión, siendo en algunos casos como en la República checa un porcentaje elevadísimo, del 91%. Entre los jóvenes españoles el porcentaje que declara no tener religión es del 55%, el más bajo de entre los doce países, pero en cualquier caso sorprendente por la histórica tradición católica de España.  La pertenencia a una religión no conlleva una relación pareja con la creencia en Dios. Sólo el 37% se considera católico, pero es una cifra muy relativa.

Se puede decir que engañosa si se tiene en cuenta que el catolicismo reclama a sus fieles una serie de cumplimientos sacramentales, de oración, etc, que según la encuesta, poco sospechosa de imparcial por haberla realizado dos instituciones católicas, y los jóvenes españoles, ese 37% que se considera católico incumple. A modo de ejemplo subrayar que solamente el 10% de entre ellos declara acudir a misa semanalmente y un 39%, el mayor porcentaje de todos los países con diferencia, asegura que no acude nunca a atender la preceptiva liturgia dominical, considerada por la iglesia como fuente y centro de la vida cristiana, según el papa Francisco, líder espiritual de los católicos.

La oración, más abandonada que nunca

Preguntados los jóvenes que se declaran católicos sobre la frecuencia con la que rezan, una vez más destacan los españoles en la deserción de esta práctica, con un 40% de los declarados católicos no rezando nunca y solamente el 22% afirman rezar al menos una vez por semana, porcentaje que contrasta con el 60% de los devotos polacos. Estos jóvenes son también los que apuntan una mayor afiliación religiosa, declarándose no afiliados solamente el 17% frente al 55% de los españoles.

Esta baja participación de la práctica católica entre los que se declaran miembros de esta confesión es generalizada en la juventud europea, siendo el caso más acusado el de Lituania, país en el que se declaran católicos el 71% de los jóvenes, pero sólo el 5% de estos cumplen con el precepto de la misa. El porcentaje más bajo es el de Bélgica, con un 2%. El estudio se basa en datos de la encuesta social europea, que en el caso de España corresponden a la última disponible, que corresponde a 2014, pero observando las lamentaciones constantes de las autoridades eclesiásticas todo apunta a que desde entonces sus intereses no han mejorado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...