Los jesuitas alemanes quieren indemnizar a las víctimas de abusos sexuales en sus colegios

La orden parece moverse de manera independiente de la Conferencia Episcopal

Los jesuitas de Alemania han adelantado hoy una propuesta para la indemnización de las víctimas de abusos sexuales en colegios de la orden en este país. Antes de llegar a un acuerdo conjunto con los obispos alemanes, el provincial de los jesuitas, Stefan Kiechle, ha apuntado la posibilidad de que se establezca una indemnización para cada víctima que debería ser "de cuatro cifras".

En una entrevista publicada hoy por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, Kiechle ha roto el silencio que hasta ahora se mantenía sobre este tema y ha expresado la voluntad de su congregación de resarcir a las víctimas ya que no solo los agresores, sino también "toda la orden, se ha hecho responsable de lo ocurrido por haberlo ocultado". El provincial ha añadido que una "comisión independiente deberá establecer quién recibirá el dinero".

Thomas Busch, portavoz de la orden, ha confirmado que esta es "la línea que se discute, aunque no se ha llegado todavía a una decisión definitiva". Busch ha recordado que "las decisiones se van a debatir con los obispos alemanes dentro de la conferencia de abusos sexuales que se celebrará a finales de septiembre", y ha admitido que "existen posiciones diferentes con respeto a este asunto".

Fue precisamente el colegio jesuita Canisius de Berlín el primero de Alemania en hacer públicos, en enero pasado, casos de abusos sexuales cometidos en sus instalaciones. Desde entonces, víctimas de la pederastia en el seno de la Iglesia se han animado a contar sus historias. Sus acusaciones han dejado maltrecha la reputación de algunas de las más prestigiosas instituciones del país y han alcanzado incluso al Papa Benedicto XVI. Solo los jesuitas han documentado un total de 200 víctimas.

Ahora también los jesuitas parecen moverse de manera independiente de la Conferencia Episcopal alemana, que posiblemente debatirá el tema la próxima semana en la asamblea general de otoño en Fulda. Queda claro desde ahora, según los exponentes de la orden, que las indemnizaciones no se efectuarán siguiendo el modelo de los vecinos de Austria. "La Conferencia Episcopal austriaca ha elaborado un modelo de indemnizaciones por niveles, según la gravedad de la violencia padecida, desde los 5.000 hasta los 25.000 euros. Nosotros estamos en contra a este modelo, porque no se puede poner un valor gradual al dolor. Pensamos en una suma igual para todos de cuatro cifras", ha dicho Kiechle. También se ha decidido que para esas compensaciones no utilizarán el dinero obtenido de donativos ni reducirán sus proyectos, sino que se impondrán "sacrificios" y "limitaciones".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...