Los islamistas ganan la primera batalla escolar

Turquía aprobó ayer una polémica ley de reforma de la enseñanza obligatoria que ha mantenido en vilo al país durante semanas, y que los críticos temen que sirva para reforzar el influjo del islam en un país que tiene en el laicismo uno de sus pilares constitucionales.

La normativa, según informa Efe, ha caldeado tanto los ánimos que ha provocado dos peleas a puñetazos en el Parlamento, dos jornadas de huelga y duras cargas policiales contra manifestantes del sector educativo en los últimos días.

La ley se aprobó en el Parlamento de Ankara gracias a la mayoría absoluta que ostenta el Partido Justicia y Desarrollo (AKP, islamista moderado), del primer ministro Tayip Erdogán.

Entre los puntos más criticados se halla la introducción optativa de clases de Corán y la vida del profeta Mahoma a partir del segundo ciclo, es decir para alumnos de 9 años, en una enseñanza pública entendida hasta ahora como baluarte de la laicidad del Estado concebido en su día por Kemal Ataturk.

Además, a la misma edad, los padres podrán retirar a los hijos de la escuela pública y enviarlos a colegios privados, normalmente de orientación religiosa o incluso a escuelas-taller, donde «se convertirían en niños trabajadores», según denuncia un folleto del sindicato mayoritario del sector educativo, Egitim-Sen.

La ley que alarga la enseñanza obligatoria dará así en realidad más margen a los padres cercanos al islamista AKP para mantener a sus hijos fuera del control de las instituciones laicas del Estado, según denuncian los críticos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...