Los ‘indignados ilegales’ toman de nuevo Sol y arremeten contra el Papa

Los acampados recogen firmas para impedir la visita del Pontífice. Indigentes y drogadictos duermen junto a los activistas en la plaza.

COMENTARIO: Los acampados que piden firmas contra la visita de Ratzinger con nuestros impuestos, son mala gente, se juntan con drogadictos y pendencieros. Los que piden firmas contra el aborto y contra la eutanaisa, son buenos hijos de dios, puros y píos. Lea la versión de los ultras de Intereconomía.


A punto de cumplirse dos meses del inicio de las masivas acampadas en la Puerta del Sol, el Kilómetro Cero de la capital ha vuelto a amanecer tomado por los indignados. Aunque un pequeño reducto de activistas ha permanecido desde el pasado día 15 de mayo en la plaza, en los últimos días su presencia se ha incrementado.

Pero en este tiempo el movimiento ha sufrido serias escisiones. Incluso, Democracia Real Ya, impulsora del 15-M, se ha desvinculado del grupo de acampados que continúan en Sol. A los antisistema, que todavía duermen en la plaza, generando importantes pérdidas a los comercios, se les han sumado en los últimos 15 días decenas de indigentes y traficantes de droga.

Reyertas

Según informó a LA GACETA un miembro de la organización, “los camellos trapichean, provocan reyertas y se meten en nuestras casetas cada noche”. Ese es el panorama que se encontrarán los indignados en el centro de la capital el próximo 23 de julio procedentes del resto de España.

Nada queda ya en Sol de aquel germen de revolución que quería cambiar el orden de las cosas con protestas callejeras. Ahora estos nuevos indignados, ahora rodeados de indigentes y drogadictos, se han propuesto un nuevo objetivo: impedir la visita del Papa a Madrid. Para ello, la organización reivindica en un panfleto que la estancia del Pontífice supone un “gasto extra” para el Estado, que cifra en 50 millones.

Los firmantes de ese manifiesto, aclaran que “es la Iglesia católica la que debería asumir sus costes”, aunque sea un jefe de Estado. Desconocen que las Jornadas Mundiales de la Juventud se financiarán con las aportaciones del 70% de los peregrinos y las de un 30% de empresas y particulares, además de las contribuciones no lucrativas de parroquias, colegios y familias.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...