Los evangélicos protestan en Madrid por el cierre de sus templos

El colectivo religioso se siente discriminado frente a otras religiones, ya que a sus centros de culto «se aplica la normativa de las discotecas»

Varios centenares de evangélicos -mil según los convocantes- se han manifestado ante el Palacio de Cibeles para denunciar el "cierre indiscriminado" de cinco lugares de culto y la amenaza de precinto de otra veintena en la Comunidad. Es la primera vez que esta confesión religiosa se manifiesta en España, en este caso "en defensa de su libertad religiosa y de culto", según ha destacado en un comunicado el Consejo Evangélico de Madrid (CEM).

Bajo el lema "Basta ya de discriminación a los evangélicos", los manifestantes han llegado a cortar dos carriles de la glorieta durante cinco minutos. El CEM ha recogido la denuncia de "una amplia plataforma" de pastores e iglesias madrileñas, y ha resaltado una "reiterada y grave discriminación" con los templos protestantes por parte de varios municipios madrileños.

El portavoz del CEM, Pedro Tarquis, confiesa que la situación se ha "recrudecido" en los últimos meses, y que los cierres afectan "negativamente" a la labor social que desarrollan, como el reparto de alimentos y ropa y la atención a inmigrantes.

Según Tarquis, el problema viene de que "no se ha reglamentado la normativa para los espacios de culto no católicos, lo que está provocando que se aplique normativa propia de actividades comerciales como discotecas, pubs, espectáculos públicos u otros, dependiendo del criterio de cada distrito municipal". Esto les lleva a admitir que el pueblo evangélico está sufriendo "una discriminación religiosa".

Reclaman la paralización de los expedientes de precinto, clausura y cierre de los locales de culto evangélico, y no quieren un trato de favor de los ayuntamientos, sino unos criterios básicos normativos que aseguren "un trato justo y equitativo".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...