Los convocantes de la marcha laica pactan con el Gobierno un recorrido «visible»

Las asociaciones convocantes de la marcha laica del 17 de agosto, en vísperas de la visita papal ha pactado esta tarde un recorrido "visible" con la Delegación del Gobierno, representado por el subdelegado de la institución, Ricardo García.

Ambos grupos, que han mantenido una reunión al mediodía para negociar sobre el recorrido de dicha manifestación, afirman haber logrado "avances muy importantes", entre los que cabe destacar la posibilidad de que la marcha empiece en Tirso de Molina y pase ,"por lo menos", por la Puerta del Sol.

Luis Vega, presidente de la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL) reconoció ayer que este trayecto "es irrenunciable para nosotros". El tramo coincide con la presencia de más de millón y medio de peregrinos y turistas con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

Los responsables laicos aseguran que la Delegación ha puesto "cuatro itinerarios sobre la mesa". Las rutas que han puesto encima de la mesa las asociaciones incluyen inicio en la Plaza de Tirso de Molina y final en la Puerta del Sol. Según Luis Vega, presidente de AMAL (Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores), las opciones de la subdelegación de Gobierno no contemplan que la protesta concluya en Sol. "Nos han explicado que es por una cuestión de seguridad, porque se espera una gran concentración de turistas en esa zona y la policía tendría que ir retirándolos para que pasáramos nosotros, señala Vega. "Pero si nos dan amplitud y visibilidad nos vale, lo que no queremos es que nos recluyan en Lavapiés".

La negociación de hoy llega después de un tira y afloja entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid con los convocantes de la marcha, que protestan "por la manera en la que se hace la Semana de la juventud católica", que se desarrollará entre el 16 y el 21 de agosto en la capital,"no porque venga Benedicto XVI".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...