Los convocantes de la marcha atea ven «curiosa» la querella por genocidio

Luis Vega, presidente de AMAL, asegura que la asociación ultraconservadora denunciante pretende «justificar» la prohibición de una manifestación legal.

"¿Cómo se puede interponer una querella contra algo que aún no ha sucedido?". De esta forma cuestiona Luis Vega, presidente de la Asociación Madrileña de Ateos y Libre pensadores (AMAL) el contenido de la querella que HazteOir.org presentó ayer contra varias organizaciones defensoras del laicismo. 

El colectivo que preside Vega tiene la intención de realizar una manifestación laica el próximo Jueves santo en Madrid, y, mientras esperan la autorización de la Delegación del Gobierno, la asociación ultra conservadora ha presentado la querella acusándoles de delitos de genocidio y contra los sentimientos religiosos, de provocación al odio por motivos de fe y manifestación ilícita. Esta última acusación es la que más sorprende a AMAL, al no haberse producido el hecho denunciado. 

"Pretenden crear una cobertura legal para justificar la prohibición", intuye Vega a la vez que asegura estar tranquilo ya que duda de que ningún juez vaya a admitir a trámite "semejante querella". "Hemos pedido algo legal y no creemos que esta denuncia llegue a ningún lado", manifiesta en declaraciones a Público.es

El presidente de AMAL dota de "curiosidad" el contenido de las acusaciones. "Hablan de algo tan curioso como el genocidio. Igual se refieren al que hicieron durante el franquismo",  una etapa que a juicio de Vega "a veces parece que no ha terminado". 

Crítica a la "estética eclesiástica"

"El planteamiento es ver hasta dónde llega el Estado aconfesional, y ya lo estamos viendo"

Sobre las polémicas declaraciones vertidas en un programa emitido por la emisora autogestionada Radio Ela  y que también han sido objeto de la querella de HazteOir.org, Vega se desmarca del autor de estas afirmaciones — un representante de Ateos en Lucha, Santiago Ochoa— para asegurar que no puede "responder por lo que dicen otros". "Sólo respondemos por nuestra organización y por nosotros mismos".

En el programa radiofónico aludido, Ochoa señaló: "Somos un frente de ideas ideológico que estamos exclusivamente para castigar a la conciencia católica. Nuestro propósito es hacer daño a la ideología". Para proseguir definiendo como "referencia imprescindible" una iglesia quemada "por el pueblo de Madrid".

Luis Vega aclara que no comparten esas afirmaciones y que a la persona que las vertió la han "invitado a no participar" en la manifestación prevista. "AMAL es una entidad seria en la que participan jueces y actuamos dentro del marco de la legislación, criticando la estética eclesiástica con la que no estamos de acuerdo", añade.  

Querella perjudicial

La Asociación de Ateos y Libre pensadores queda perjudicada con la actuación de HazteOir, según su presidente, que recuerda que son una entidad pequeña y con escasa capacidad. "Nos hace daño que pretendan poner a la gente en nuestra contra cuando lo que hacemos es legal".

Vega se sorprende de que en España "aún se pueda condenar a alguien por blasfemar"

"La intención es hacer un acto lúdico, alegre, divertido, bien diferenciado a los que hace la Iglesia", señala Vega, quien subraya que la crítica es hacia la institución, "no hacia las creencias de la gente, que son libres y nosotros respetamos". A ese respecto, aclara que no tienen nada preparado porque están a la espera de la respuesta de la Delegación del Gobierno. 

La asociación es partidaria de "pedir una manifestación con un contenido más amplio" en caso de que les denieguen la marcha atea del próximo jueves. Respecto al órgano de Gobierno que tiene la última palabra, Luis Vega sostiene que "no se puede tener un doble rasero en un tema tan sencillo. El planteamiento es ver hasta dónde llega el Estado aconfesional, y ya lo estamos viendo", concluye antes de sorprenderse de que en España, "se pueda seguir condenando a alguien por blasfemar".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...