Los colegios recurren a profesores de Religión para cubrir las bajas de docentes en Alicante

La conselleria de Educación reconoce esta «ilegalidad», pero dice no tener constancia, mientras los directores afirman no tener otra salida.

Los directores aseguran que no les queda otra opción para atender a los niños cuando en el centro se producen varias ausencias simultáneas La conselleria de Educación dice que no tiene constancia de que esta «ilegalidad» se esté dando y aclara que los centros tienen recursos suficientes para sustituciones.

La falta de docentes en los centros escolares, como consecuencia de los recortes en materia de educación, está obligando a muchos directores a «echar mano» de los profesores de Religión adscritos a sus colegios para cubrir de forma puntual bajas de docentes.

Según explican los directores consultados por este diario, «se trata de algo que no es nuevo, lo que ocurre es que con los recortes en personal cada vez es más habitual ver a un profesor de Religión asumiendo tareas que no les corresponden». Así lo explicaba uno de los directores (cuya identidad prefiere preservar) que añadía que «si se te juntas con varias bajas de profesores a la vez y no te mandan sustitutos, es lógico que recurras al profesor de Religión antes de dejar solos a los niños en clase o mandarlos a sus casas».

«Los profesores de Religión son nombrados por el Obispado, aunque es la Generalitat Valenciana quien les paga. No tienen que superar ninguna oposición y en algunos casos ni siquiera tienen la carrera de Magisterio», denuncia Pep Coll, representante del sindicato de profesores STEPV que añade que «para completar horarios y cobrar jornada completa están impartiendo especialidades para las que no están contratados. Son tutores y en algunos casos están cubriendo el cincuenta por ciento de su horario con horas de puestos de trabajo de profesores interinos que han sido suprimidos».

Coll explica que la Junta de Personal Docente se reunió recientemente con el director territorial de Educación para denunciar «los privilegios de la enseñanza de la Religión Católica y su personal docente».

El portavoz del STEPV apunta que «es ilegal que los profesores de Religión impartan otras materias». Según han denunciado a este diario varios profesores, los docentes de Religión incluso han llegado a formar parte del Consejo Escolar de algunos centros ilicitanos.

Respuesta de la administración
Por su parte, desde la Conselleria de Educación explicaban ayer que no tienen constancia de que esta situación se esté produciendo en los centros escolares aclarando que «esta práctica es ilegal e innecesaria, ya que los centros tienen recursos suficientes para cubrir las ausencias de profesorado sin tener que utilizar a los profesores de Religión».

En este sentido, los directores señalan que «la conselleria de Educación es consciente de que esta práctica se está produciendo, lo que ocurre es que prefieren mirar a otro lado. Efectivamente, la plantilla debe ser autosuficiente, pero no lo es y lo que no podemos hacer es dejar a los niños solos en una clase. Si es ilegal que Educación nos de una solución».

Archivos de imagen relacionados

  • catequista en clase
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...