Los colegios granadinos de ideario religioso adaptarán la asignatura de Ciudadanía

Los colegios privados y concertados de Granada con ideario religioso modificarán a partir del próximo curso los contenidos de la asignatura Educación para la Ciudadanía para adaptarlos a sus valores morales.

 

Centros como el Regina Mundi, el Sagrado Corazón, los Salesianos, el Carmelo, las Mercedarias, los Maristas o el Nazaret podrán adaptar la enseñanza de la controvertida asignatura para que los contenidos estén más cerca de sus convicciones religiosas o morales.


Estos cambios no serán arbitrarios. Los inspectores de la Delegación provincial de Educación tendrán que revisar a partir de septiembre las adaptaciones que hagan los centros del currículum de la asignatura. “Podrán profundizar más o menos en determinados temas pero el contenido de la asignatura hay que darlo. No olvidemos que son centros sostenidos con fondos públicos”, explicó ayer el delegado provincial de Educación, Antonio Lara.


Aprobado el texto de la nueva Ley Orgánica de Educación (LOE) los centros están obligados a impartir la asignatura a partir de septiembre para los alumnos que cursen tercero de ESO. Las direcciones de los centros no podrán acogerse a la objeción de conciencia pero sí podrán hacerlo los padres que consideren que se vulneran sus convicciones morales.


La Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) ya ha creado una plataforma y un formulario de objeción de conciencia que pueden rellenar los padres solicitando que liberen a sus hijos de la obligación de “cursar una asignatura contraria a la libertad moral que deseamos” y piden que se desarrolle una alternativa educativa que permita a los niños continuar en el centro educativo durante el tiempo que se imparte la asignatura. José Enrique García Fernández, presidente de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Granada (FCAPA), estima que el 50 por ciento de los padres con hijos en centros religiosos de la provincia se muestra contrario a que los menores cursen la materia. “La posibilidad de adaptar el currículum a los idearios del centro ha tranquilizado bastante a los padres pero aún así les informamos de la posibilidad de declararse objetores de conciencia respecto a la materia”, explica José Enrique García.


El presidente de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Granada cree que la obligatoriedad de cursar la asignatura es la causa que ha generado el descontento en muchos de los padres. “Nos han llegado a decir que entonces los padres también podrían objetar ante asignaturas como matemáticas o religión. Pero hay hechos diferenciales entre asignaturas: en la primera no se incluyen criterios morales y la segunda es optativa, no obligatoria”, argumenta el presidente de FCAPA.


Por su parte, la Delegación de Educación no ha recibido todavía ninguna queja y desconoce cual puede ser el resultado del proceso legal que iniciarán algunos padres a partir de septiembre. Es el primer año que los alumnos cursarán esta materia así que no hay precedentes similares. “Serán los tribunales los que decidan finalmente quién lleva la razón y si se pueden admitir este tipo de objeciones por parte de los padres”, añade José Enrique García. Si finalmente se admiten estos recursos se iniciará otra polémica legal: ¿qué alternativa se da a estos niños para que no suspendan la asignatura y puedan superar el Bachillerato?

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...