Los colectivos exigen que la lista de inmatriculaciones no parta de 1998

Europa Laica, la Plataforma de la Mezquita, Prometeo y Recuperando valoran la medida pero piden más implicación y todas la inmatriculaciones realizadas al amparo de la franquista Ley Hipotecaria.

Carencias. Los colectivos que en Córdoba exigen la titularidad de los bienes públicos inmatriculados por la Iglesia observan carencias en la medida anunciada por el Gobierno a través de una respuesta parlamentaria al socialista Antonio Hurtado. Y es que, dicha respuesta, recoge que ciertamente el Gobierno empezará a catalogar todos esos bienes pero lo hará partiendo del año 1998 en adelante, el ejercicio en el que José María Aznar, en su calidad de presidente del Ejecutivo, modificó la ley hipotecaria y la Iglesia pudo inmatricular. Por ello, esos colectivos, coordinados por Recuperando y que en Córdoba se centran en la Plataforma de la Mezquita y en Prometeo, exigieron ayer que el Gobierno eche la vista atrás e incluya en el listado todos los bienes.

El portavoz de Recuperando, Antonio Manuel Rodríguez, afirmó que es «una victoria de la ciudadanía la marcha atrás del Gobierno» pero apostilló que desea que «el listado incluya la totalidad de bienes y no sólo los inscritos desde la reforma de Aznar de 1998, tal como indicó de forma expresa la respuesta oficial». En este sentido, desde Recuperando recordaron que «la Iglesia Católica ha inmatriculado de manera irregular decenas de miles de inmuebles (40.000, según la propia Conferencia Episcopal), y en claro abuso de derecho, como así lo acaba de certificar el propio Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo al calificar el procedimiento de arbitrario y condenar al Estado español a la mayor indemnización de su historia». Por ello, para Rodríguez «no tiene sentido limitar el alcance del listado desde 1998» en adelante, «cuando, además, miles de inmuebles fueron inscritos por la Iglesia católica en fraude de ley antes de la reforma de Aznar».

En la misma línea se pronunció uno de los portavoces del Colectivo Prometeo, Juan Rivera, quien criticó que el anuncio del Gobierno «adolece» desde un primer momento al establecer la citada fecha como punto de partida para empezar a registrar. «El problema viene de antemano porque si pones un año das por válidas las anteriores» inmatriculaciones, apostilló, y añadió que Prometeo espera que la proposición no de ley se aplique con «carácter retroactivo» para no considerar legal todo lo que se inmatriculó con anterioridad a 1998.

Por su parte, el portavoz de la Plataforma Mezquita-Catedral, Miguel Santiago, mostró la satisfacción del colectivo porque «al final el Gobierno haya decidido sacar el listado» que, por otra parte, se calcula que estaría compuesto por unos 4.500 bienes en toda España, unos 200 en Córdoba. «Que sea el Gobierno el que lo haga nos parece una buena noticia porque genera transparencia que todos los bienes que siempre han sido del Estado» vuelvan a serlo. Pero, eso sí, Santiago advirtió que la plataforma «no se va a contentar» teniendo en cuenta, apuntó, que antes de la reforma de Aznar «la Iglesia ya había inmatriculado incluso catedrales». Por ello, desde la Plataforma de la Mezquita exigirán al Estado que «luche por conseguir que se retiren todas aquellas inmatriculaciones» realizadas al margen de la ley y puso como ejemplo práctico la plaza del Pocito, la popular plaza cordobesa que se inmatriculó antes de la citada reforma. «Aunque fuese antes de 1998, evidentemente pertenece al pueblo de Córdoba», añadió Santiago.

Sobre el caso de la Mezquita, uno de los que han dado más que hablar, el portavoz de la Plataforma explicó que se trata de «la punta de iceberg». Comentó también que este asunto habrá que resolverlo en el Congreso «cuando hagan una ley que deje fuera de efecto lo inmatriculado siempre y cuando la Iglesia no pueda demostrar la titularidad». Santiago insistió también en que el colectivo del que es portavoz nunca ha exigido el cese del culto católico, pero sí avanzó que un primer paso importante sería volver a la situación anterior a la inmatriculación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...