Los cántabros fueron más generosos con la Iglesia que la media nacional

La Hacienda española remitió el año pasado a la Diócesis de Santander 2,5 millones de euros en concepto de asignación tributaria. Esa cifra representa el 16,5% de sus ingresos, un porcentaje considerado «bueno» por el vicario episcopal de Asuntos Económicos de la Diócesis de Santander, José Oláiz, y tres miembros del Consejo Diocesano para el sostenimiento de la Iglesia. Y eso, porque refleja que en esta Diócesis la aportación de los fieles «tiene más peso» que en otras del territorio nacional, hasta ocho puntos y medio más.
 
Los convocantes presentaron a los medios de comunicación en la sede del Obispado los datos económicos del año pasado que arroja un déficit de 331.851 euros y la campaña para promover la colaboración de los ciudadanos a la financiación de la Iglesía a través de la declaración de la renta de este año. Así hicieron un llamamiento a los fieles y a los contribuyentes que están agradecidos a la labor asistencial a marcar una 'X' en la casilla de la Iglesia Católica y también en la correspondiente a fines sociales, puesto que no son excluyentes.
 
Vicente Laso, laico del Consejo Diocesano, resaltó los resultados de la campaña puesta en marcha el año pasado 'Por todos', tanto desde el punto de vista de la aportación económica como de concienciación y conocimiento por los ciudadanos de las actividades que desarrolla la Diócesis santanderina. Según Laso, los fieles han asimilado de forma correcta el cambio de financiación de la Iglesia y piden más información respecto a la gestión de esos recursos.
 
El director de Cáritas, José Luis Arango, afirmó que «la Iglesia, y más en estos tiempos es de los pobres». Ese organismo, que tiene presupuesto independiente, dará a conocer sus cifras una vez se aprueben por su Consejo. La Diócesis pagó de IVA al Estado 550.470 euros.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...