Los cambios de Evo Morales y la religión

La intención de implantar un nuevo modelo educativo y la instalación de la Asamblea Constituyente, han puesto en el centro del debate este tema que ha enfrentado al Gobierno y a las iglesias.

¿QUÉ SE JUEGA CON EL CAMBIO?
Según las iglesias, el Gobierno pretende poner la cosmovisión andina por encima de cualquier otro credo. Los evangélicos, incluso, hablan de que se busca un estado fundamentalista indígena, y los católicos entienden que el plan de descolonización del estado quiere borrarlos del escenario. El Gobierno reconoce que quiere quitarle protagonismo a la Iglesia Católica, para que al menos tres credos sean tratados en igualdad de condiciones.

El ministro de Educación, Félix Patzi, dice que las religiones católica y evangélica, además de la espiritualidad andina, deben estar en el mismo nivel, aunque él está convencido de que la religión cósmica, indígena, es más poderosa que la religión teista y cuando los niños vean y observen la importancia de la religión cósmica, van a estar fascinados.

EN LAS AULAS
La actual Constitución Política del Estado reconoce a la Religión Católica y, al mismo tiempo, garantiza la libertad de culto. En concordancia con esa norma, las escuelas bolivianas enseñan religión católica en sus aulas. Este esquema, sin embargo, tiene los días contados.

En apariencia, el cambio beneficiaría a las iglesias protestantes, que hasta ahora han permanecido sin reconocimiento oficial pero la realidad según Alberto Salcedo, pastor de Ekklesía y uno de los más influyentes de la Iglesia cristiana, asegura que la raíz del problema está en que el gobierno quiere hegemonizar la religión andina, tener un gobierno fundamentalista y arrasar con las otras creencias.

Según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 56,55 por ciento de los bolivianos practica la religión católica, aunque en la niñez, el 90,85 por ciento había pertenecido a ese credo.

Los datos recogidos en noviembre de 2001, revelan que el 36,45 por ciento de los bolivianos practica la religión protestante evangélica, el 6,83 por ciento se apega a otra religión o culto de origen cristiano y sólo el 0,17 por ciento declara otra religión.

TRES CREDOS PARA TODOS
Durante las últimas semanas, tanto los católicos y los evangélicos trataron de mostrar su fuerza en las calles. Ambos grupos sacaron a sus fieles para pedir respeto a la religiosidad, aunque el Gobierno mantienen su posición de enseñar al menos tres credos a los niños.

El ministro Patzi explica que la Iglesia católica, sin duda, será perjudicada porque el profesor sería formador de diversas creencias, daría a conocer la historia y, para hablar de la religión andina, tendrá que explicar cómo se llegó a ese proceso de colonización y cómo han sido destruidos (los ritos andinos).

Patzi es un polémico sociólogo aymara y el más resistido de los ministros del gabinete y goza del respaldo presidencial.

Pero, las iglesias no están dispuestas a permitírselo. Salcedo, por ejemplo, dice que los evangélicos no se prestarán al juego del Gobierno, que no se enfrentarán a los católicos y que "la decisión va a venir en la Asamblea Constituyente".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...