Los Boy Scouts retiran el veto contra sus líderes homosexuales en EE UU

La comunidad homosexual gana una vez más en Estados Unidos. La junta ejecutiva nacional de la organización Boy Scouts of Americaeliminó este lunes la prohibición que impide a adultos abiertamente homosexuales trabajar como empleados y voluntarios en la organización.

La entidad Boy Scouts de Estados Unidos, una de las organizaciones juveniles más grandes del país, ha levantado así su política excluyente hacia la comunidad homosexual. Tras una votación unánime el 14 de julio, el comité ejecutivo de la organización aprobó una resolución para poner fin a la prohibición de líderes que son abiertamente gais. Este lunes, la junta ejecutiva nacional ratificó esa decisión en una votación telefónica en la que el 79% de los participantes pidió retirar el veto.

El proceso para acabar con la prohibición se inició tras un aviso en mayo del actual presidente de la organización, Robert M. Gates, en el que afirmó que la exclusión de la comunidad homosexual “no puede sostenerse más”. En la reunión ejecutiva anual, Gates, exsecretario de Defensa, destacó a los asistentes que la organización “debe ajustarse al mundo tal y como es, y no como les pudiera gustar que fuera”.

La igualdad de facto, sin embargo, no se habrá conseguido. La organización aseguró que la resolución de mediados de julio también permitirá que las sub-organizaciones, el 70% de las cuales son grupos religiosos que no aceptan la igualdad de derechos de los homosexuales -como el matrimonio-, “continúen eligiendo a líderes cuyas creencias sean consistentes con las suyas mismas”. Esta medida, tomada para que la organización no pierda la financiación del sector conservador, permite la discriminación reiterada de las religiones más populares en la organización, Mormones, Católicos, Baptistas y Musulmanes, a la comunidad homosexual.

Pero la decisión no deja de ser un paso transcendental que llega dos años después de que la entidad permitiera la participación de jóvenes gais, pero no adultos. Y tan sólo un mes después de la históricadecisión del Tribunal Supremo de legalizar el matrimonio homosexual a nivel nacional.

El debate en torno a la aceptación de los homosexuales en los Scouts lleva latente las últimas dos décadas y ha fracturado el tejido social de camaradería que tanto caracteriza a esta organización. La asociación Boy Scouts fue fundada en 1910 en el Estado de Texas y hoy cuenta con 2,7 millones de miembros y más de un millón de voluntarios. Su función es educar a jóvenes en aspectos de ciudadanía y convivencia responsable, y promover el desarrollo de carácter y autosuficiencia mediante actividades al aire libre o programas de enseñanza.

“Hay diferencias de opiniones y debemos respetarlas” dijo Michael Harrison, que lideró la organización en el condado de Orange, en el Estado de California. “No significa que los Mormones deban elegir un líder homosexual, pero por favor no les digan a los Unitarios que no pueden”, exigió Harrison, quien durante sus años en la entidad abogó en favor de este cambio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...