Los bienes inmatriculados de la Iglesia llegarían a 100.000 en el Estado, 5.000 en Navarra

La coordinadora Recuperando recuerda a Sánchez su promesa de publicar los datos
La plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro instará al Gobierno foral a que ejecute el mandato del Parlamento y recopile las cifras que todavía se desconocen

La cifra total de los bienes inmatriculados por la Iglesia católica en todo el Estado entre los años 1946 y 2015 estaría alrededor de 100.000, mientras que en Navarra el total de propiedades rondaría las 5.000, según la coordinadora Recuperando, que engloba a colectivos de 10 comunidades autónomas, entre ellas la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro. La coordinadora cuantifica esos bienes que fueron “inmatriculados desde que fue promulgada en 1946 la aprobación de la Ley Hipotecaria por el dictador Franco que permitió a los obispos inscribir inmuebles y fincas con su simple certificación y sin aportar títulos escritos de propiedad”.

El periodo de inmatriculaciones abarca desde que la dictadura de Franco aprueba Decreto de 8 de febrero de 1946 hasta el 25 de junio de 2015 en que la Ley 13/2015 de Reforma de la Ley Hipotecaria derogó por su inconstitucionalidad el artículo 206, que permitía a la Iglesia inmatricular propiedades y lugares de culto sin presentar justificación alguna.

En lo referente a Navarra, sin embargo, la disponibilidad de datos varía dependiendo de los años. Entre 1946 y 1998, existe el listado proporcionado por el Ministerio de Justicia al Gobierno de Navarra a finales de 2018 y que incluye 1.431 inmatriculaciones, pero en cada inmatriculación, es imprescindible disponer de las notas simples de cada una, pues describen las propiedades y a quien pertenecen. El periodo entre 1998 y 2007 es el más completo pues se dispone de las notas de las 1.087 inmatriculaciones cuantificadas en Navarra en ese tiempo. El tramo entre 2007 y 2015, en cambio, el desconocimiento es total pues no se dispone ni del listado ni de las notas simples.

Recuperando llevó a cabo a mediados de noviembre su IV asamblea en Sevilla, en la que participaron 20 colectivos de 10 comunidades autónomas como Andalucía, Valencia, Castilla y León, Baleares, Madrid, CAV, Aragón, Navarra, Cataluña y Asturias y representantes de Redes Cristianas, Europa Laica y la Unión de Ateos y Librepensadores. En aquella sesión, la coordinadora acordó seguir reclamando al futuro Gobierno en formación, liderado por Pedro Sánchez, como ya lo hizo cuando se encontraba en funciones, “que cumpla su compromiso electoral de publicar el listado de las inmatriculaciones de la Iglesia, promover su nulidad y proteger aquellas que tengan consideración de bienes de dominio público”, entre las que destacan la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla y la Seo de Zaragoza. El Gobierno de España anunció en 2018 que disponía del listado de inmatriculaciones realizadas por la Iglesia católica en España, sin que hasta el momento el Ministerio de Justicia, de quien depende la publicación, se haya decidido a ello.

La Plataforma en Defensa del Patrimonio de Navarra, pide también al Ejecutivo foral que solicite el listado de los bienes registrados por la Iglesia ente el Colegio de Registradores de la Propiedad. En estos momentos, afirman desde el colectivo, se encuentran en contacto con el Gobierno de Navarra para ejecutar el mandato del Parlamento foral de la pasada legislatura para que el Ejecutivo pidiera las notas, pero haciendo hincapié en las realizadas antes de 1998 y después de 2007.

TRÁMITE POLÍTICO

El 9 de febrero de 2017 la coordinadora Recuperando presentó un escrito que iniciara el trámite en el Congreso de los Diputados para hacer públicas las inmatriculaciones de la Iglesia. En abril, la Comisión de Justicia promovió una Proposición No de Ley para exigir al Gobierno la elaboración de un listado completo de las inmatriculaciones. En octubre de ese mismo año, el entonces presidente Mariano Rajoy solicitó al Colegio de Registradores de la Propiedad la elaboración de la relación de bienes inscritos por la jerarquía eclesiástica. Tras la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno, el PSOE, impulsor de la proposición, la asumió como mandato, “Sánchez tenía el listado de inmatriculaciones y no los ha querido publicar”, afirma Andrés Valentín, coordinador de Recuperando y miembro de la plataforma navarra.

35.000 DESDE 1998En agosto de 2018, los datos enviados por el Colegio de Registradores al Gobierno de Sánchez afloraron aclarando que, desde 1998, la Iglesia inscribió a su nombre 30.000 bienes, mientras que en Navarra desde esa fecha hasta 2007 (no hay datos posteriores) era de 1.087. Recientemente, una resolución del Consejo de Transparencia posibilitó que el medio Maldita.es revelara que desde 1998 la Iglesia inmatriculó un “total de 34.984 fincas”, en el conjunto del Estado.

Además, Maldita.escitando una comunicación del Colegio al Ministerio de Justicia obtenido gracias a la Ley de Transparencia, especifica que de ellas, “18.535 se refieren a templos de la Iglesia o dependencias complementarias a los mismos y 15.171 a fincas con otros destinos”. Los registradores indican también, dice Maldita.es, que la Iglesia “registró 4.075 bienes del listado con la certificación eclesiástica y otro título. Los restantes 30.245, en cambio, los inscribieron únicamente por la certificación eclesiástica”.

EN NAVARRA

En la lista de bienes inmatriculados por la Iglesia en Navarra figuran bienes patrimoniales tan únicos como las catedrales de Pamplona y Tudela, las parroquias de San Lorenzo, San Saturnino, San Nicolás o San Agustín de Pamplona, la iglesia de Santa María la Real de Ujué, la iglesia fortaleza de San Saturnino de Artajona, la iglesia de Santa María de Sangüesa, o la ermita de Nuestra Señora de Muskilda en Otsagabia. Este último es uno de los ejemplos, junto a las localidades de Huarte y Lerga, que lograron demostrar ante los tribunales que las iglesias y propiedades inmatriculadas eran en realidad propiedad del pueblo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...