Los autobuses ateos llegarán a Sevilla

La empresa municipal de transportes no plantea ninguna objeción

La polémica de los autobuses creyentes y ateos podría llegar en breve a una de las ciudades que más sienten la religión en España. Muy pronto, en la puerta de la Basílica de la Macarena, uno de los autobuses de la línea 13 que para allí podría desafiar al templo con el lema "Probablemente Dios no existe, deja de preocuparte y disfruta de la vida". Y todo ello por sólo 1.200 euros, que es la tarifa estipulada para una publicidad en la trasera de 15 autobuses durante cinco días

La Asociación de Ateos de Cataluña ha indicado que tiene la intención de contratar la publicidad en las líneas de Tussam (Transporte Urbano de Sevilla S.A.M.). Albert Riba, presidente de la asociación catalana afirma que tiene la intención de ampliar la publicidad en más ciudades después de la polémica levantada en Madrid, Barcelona y Valencia.

Sin censura
Aunque Tussam señala que no ha recibido todavía ninguna demanda respecto a esta publicidad, indica que nunca llevaría a cabo censura sobre esta publicidad. Aunque la empresa encargada de la publicidad ejerce control sobre determinados anuncios (alcohol, tabaco, ideología marcada), en un principio no sería motivo de censura y los autobuses urbanos podrían llevar este slogan.

¿Por qué polémica?
Según declaraciones de Tussam a Diario de Sevilla, la publicidad atea en los autobuses “es casi anecdótica”. Desde la empresa de transporte público señalan que en los vehículos sevillanos ha habido “anuncios que no han generado ninguna crítica, mientras que en Madrid sí se ha producido” y aseguran que la publicidad atea, “lo más que puede generar es una sonrisa”.

Tarifa normal
En el caso de recibir alguna petición, Tussam asegura que aplicará la tarifa habitual que se entrega a todos los clientes. Así que, de producirse la oferta, en Sevilla podrían verse, como mínimo, cinco autobuses que contengan la publicidad en la parte trasera del vehículo. La publicidad será menos espectacular que en Madrid o Barcelona ya que el servicio de transportes de Sevilla eliminó hace tiempo la publicidad en los laterales.

Reacciones a la campaña
Queda por ver la reacción hacia la campaña que se ha tomado de una iniciativa surgida en Londres. Mientras que en ciudades como Zaragoza se ha prohibido la publicidad, en Madrid una iglesia evangélica ha contraatacado con el mismo método a los mensajes ateos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...