Los ateos valencianos denunciarán el programa de educación sexual para niños del Arzobispado

AVALL lo tacha de «panfleto» ideado por una «asociación de célibes»

“Un ataque frontal” a la convivencia de los valencianos. Así ha calificado la Associació Valenciana d’Ateus i Lliurepensadors (AVALL), la “guía formativa” que el Arzobispado valenciano ha creado para dar clases de sexualidad a los niños de 5 y 14 años y que, tras repartirse en sus colegios privados y concertados, ahora quieren implantar en la educación pública, con el beneplácito del Gobierno de Francisco Camps. AVALL ha anunciado que tomará “medidas legales para frenar este último delirio de regional-catolicismo”.

El “panfleto”, según lo califica AVALL, creado por esta “asociación de célibes” incluye polémicos pasajes en los que se califica la masturbación de “vicio” y la homosexualidad de “disfunción”. Desde la Generalitat valenciana ya han avisado de que no impedirán que sea estudiado en las aulas públicas si así lo estima oportuno el respectivo consejo escolar.

Educación científica
“¿Y dónde queda la libertad de los padres que se encuentren en minoría en un colegio público para elegir que sus hijos sean educados según criterios científicos?”, se preguntan desde AVALL. “La democracia no es tanto la imposición de la voluntad de la mayoría como el respeto de las minorías. Y, sinceramente, no creemos que aquellos que consideran a la ciencia como una forma de conocimiento inferior al prejuicio y el dogma religioso sean mayoría en la Comunitat Valenciana”, añade la asociación.

Vicio, disfunción y pudor
El temario del manual religioso entra en contradicción con el plan de la Generalitat sobre educación sexual, el PIES, y que está elaborado por técnicos de sanidad. “Donde el PIES hablaba de contracepción, este panfleto habla de contención, castidad y fertilidad. Donde el PIES habla de reconocer la diversidad sexual y la diversidad de modelos de familia, este panfleto habla de funcionalidad y disfuncionalidad. Donde el PIES habla de sexualidad responsable, este panfleto habla de pudor y autocontrol. Donde el PIES habla de salud y de prevención de contagio de enfermedades, este panfleto habla de vicios”, critican desde AVALL.

¿Enseñar el creacionismo?
“¿Se han variado los principios políticos que sustentan nuestra convivencia y hemos adoptado los teocráticos?”, preguntan los ateos valencianos. “¿Cuál será el siguiente paso? ¿Vamos a negar la esfericidad de la tierra? ¿Vamos a enseñar creacionismo en los colegios?”, ironizan AVALL, quien no obstante alerta de que “la Constitución no se puede quedar a las puertas de los colegios privados o concertados” porque en el futuro “otras confesiones pueden imponer sus contenidos”. “¿Educaremos en la sumisión de la mujer y en la necesidad de que cubra su cuerpo y su cara como lo aseguran intérpretes del Corán? ¿Enseñaremos en los colegios que las transfusiones de sangre están prohibidas porque lo decía Jehová?”, se preguntan.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...