Los antiabortistas reúnen a 10.000 personas en Madrid

Grupos pro vida celebran actos de protesta en 80 ciudades

"El aborto es un genocidio", "yo no quiero la eutanasia de Zapatero"… Mensajes como estos se leyeron en las pancartas que empuñaban los asistentes a la manifestación convocada en Madrid por el conglomerado de organizaciones ultracatólicas que conforman el Tea Party antiabortista. Su aspiración era repetir, al menos, las cifras de asistentes a las anteriores concentraciones que los movimientos neocon han convocado desde 2004 en contra del Gobierno socialista. No lo lograron.

Aunque los organizadores cifraron en más de 160.000 las personas que acudieron a manifestarse en la capital, fuentes del Ayuntamiento reconocían a este diario que, pese a que oficialmente no habían realizado una estimación del número de asistentes, estos "no fueron más de 10.000".

El dirigente del PP, Jaime Mayor Oreja, acudió al acto de la capital

La manifestación se convocó para "defender la vida y cortar el paso a la cultura de la muerte" y para exigir "la abolición de toda la legislación permisiva del aborto y el rechazo a aquellas iniciativas que facilitan la eutanasia y la manipulación de embriones". Aunque oficialmente la marcha fue convocada como una "fiesta de la familia y de la vida", las pancartas y el manifiesto revelaron que se trataba de una iniciativa más contra el Gobierno, en una estrategia que se intensificará de cara a las elecciones del 22-M.

Participación del PP

La presencia de políticos del PP, como Jaime Mayor Oreja, y el apoyo implícito de la Conferencia Episcopal no sirvieron esta vez para potenciar la movilización, que también había convocado actos similares, con cifras de participación más reducidas, en otras 80 ciudades españolas. En Barcelona, por ejemplo, poco más de un centenar de personas se manifestó ante la Sagrada Familia.

En el manifiesto, los grupos ultracatólicos convocantes llaman a la desobediencia

La concentración de Madrid concluyó en la Puerta del Sol, donde Gádor Joya, portavoz de Derecho a Vivir una de las entidades convocantes, insistió a los estamentos públicos que nadie les ha dado poder para legislar "sobre la vida y la muerte de las personas". Gádor exigió también "que restituyan el derecho a la vida en el Ordenamiento Jurídico". Tras reivindicar la objeción de conciencia a las leyes que "atacan a la vida", la portavoz de la organización ultra llamó a la desobediencia.

Los organizadores ya han anunciado que repetirán cada año la marcha, haciéndola coincidir con la Jornada por la Vida instaurada por la Conferencia Episcopal.

La marcha de Madrid, la más concurrida, arremetió contra las políticas del Gobierno socialista. – REYES SEDANO

Archivos de imagen relacionados

  • mani antiaborto2011
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...