Los alumnos de Bachiller que no cursen Religión tendrán que hacer estudio

El curso pasado apenas 58 estudiantes de este tramo educativo eligieron esta asignatura

Entre los ajustes, los lazos y la libre elección de lengua, una novedad ha pasado desapercibida en el inicio escolar: la asignatura de Religión Católica vuelve al horario lectivo de Bachillerato y los alumnos que no la cursen tendrán que quedarse obligatoriamente en el centro a hacer dos horas de estudio.

Los directores han tenido que programar el horario y plantear una alternativa para los estudiantes que no hagan la asignatura. En algunos casos (especialmente en la Part Forana) se han encontrado con un verdadero problema con el transporte escolar, ya que ahora dejará de coincidir la salida de los estudiantes de Bachillerato con la de los de Secundaria con los que los alumnos más mayores se quedan sin la opción de utilizar el autocar.

Desde 2008 estaba fuera
Durante el Govern del Pacte de Francesc Antich, la consellera de Educación Bárbara Galmés redactó el decreto que expulsaba esta asignatura del horario lectivo en 2008, una media que estuvo en vigor desde el curso 2008-2009 hasta el presente curso académico que empezó el pasado jueves. La iniciativa socialista tuvo una gran oposición por parte de los tres Obispados de Balears, que intentó a través de varias reuniones rescatar la asignatura. También expresaron su profundo descuerdo los profesores de Religión de las islas (un colectivo conformado por alrededor de 140 docentes) que se temían un descenso en caída libre del número de alumnos que elegían cursar esta asignatura, cómo efectivamente pasó.

Al no tener que ofrecer asignatura alternativa, los institutos relegaron esta materia (que se imparte dos veces por semana) a la última hora de la jornada, con lo que los chavales que no la estudiaban (que son la mayoría en los institutos públicos) podían irse a su casa. La pérdida de alumnos ha sido progresiva. En 2009 sólo 277 estudiantes de Bachillerato cursaron la asignatura en centros públicos, al año siguiente se quedó en 86. El curso pasado no llegaban ni a 60: sólo 58 se apuntaron.

La oposición a esta medida se tradujo en la unión de varias entidades religiosas (Obispados, la patronal Escola Catòlica, la plataforma de docentes de Religión, y las asociaciones de padres Confaceib y Concapa), que presentaron en octubre de 2008 varios recursos para mantener la asignatura en el horario.

El pasado mes de marzo el Tribunal Superior de Justicia de Balears falló que la asignatura debía volver al horario. El nuevo equipo ´popular´ de la Conselleria no recurrió y en las instrucciones enviadas a los centros para el presente curso se introdujo esta novedad.

Antoni Quintana, director del IES Son Pacs y presidente de la asociación de directores de Secundaria, explicó ayer a este diario que este cambio causa un grave problema a las familias que no han elegido hacer la asignatura al privarles de la posibilidad de usar el transporte escolar al menos dos días a la semana. En su instituto nadie se ha apuntado a Religión y Quintana está estudiando hacer presencial la hora de Tutoría (es opcional) con lo que sólo le quedará una hora ´suelta´ y le será más fácil organizar el horario semanal. En otros institutos no tienen esta opción por que sí hay alumnos que han elegido Religión. En estos casos, mientros estos aprenden catolicismo los otros dedicarán esas dos horas a estudio bajo la supervisión de un profesor.

¿Ha servido la medida para recuperar el número de alumnos de Religión? Habrá que esperar un poco más para saber la respuesta pues el Obispado aún no cuenta con los datos de este curso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...